Mérida, Yucatán, 24 de agosto de 2019
Inicio » Sala de prensa »
Un Yucatán más democrático, a través de la justicia social

Miércoles, 10 de abril de 2019

Se conmemora el centésimo aniversario luctuoso del general Emiliano Zapata Salazar.

Mérida, Yucatán, 10 de abril de 2019.- Con un llamado a continuar en la búsqueda de justicia social para lograr un Yucatán democrático y una sociedad más comprensiva hacia la población del campo, hecho por la jueza Enna Rossana Alcocer del Valle, se conmemoró el centésimo aniversario luctuoso del general Emiliano Zapata Salazar.

En presencia de la titular de la Secretaría General de Gobierno (SGG), María Fritz Sierra, la oradora representante de los tres Poderes del Estado, señaló que la mejor forma de honrar los ideales del Caudillo del Sur es cumpliendo los fines constitucionales del Artículo 27 de nuestra Carta Magna, dándole una nueva dimensión a la reforma agraria.

Ante el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Ricardo Ávila Heredia, sostuvo que los ideales de libertad, ley y justicia siguen vigentes en la actualidad y se refrendan para dar certeza jurídica a las mujeres y hombres del agro en temas como la propiedad de la tierra y, de esta forma, garantizar los derechos de quienes la trabajan.

Alcocer del Valle recordó que la Constitución de 1917, fecha que marca el fin de la Revolución Mexicana, así como el régimen que de ella surge, plantea la perentoria necesidad de reorientar este régimen jurídico por los nuevos cauces de la equidad social, no sólo en el derecho agrario o laboral, sino en absolutamente todas las ramas de esta ciencia.

"Si de alguna manera tuviéramos que caracterizar al derecho mexicano en el siglo XX, sería por la búsqueda de una justicia social y aunque en ocasiones no se llegue a ella en la práctica, pese a la política institucional, no por eso deja de ser uno de los valores fundamentales de nuestro sistema jurídico", indicó.

Al referirse a su vida y obra, la funcionaria agregó que en su incasable afán de acabar con la expropiación de tierras, la lucha social de Zapata motivó enormes beneficios a favor de la gente del campo para mejorar sus condiciones y terminar con cualquier forma de explotación laboral.

Emiliano Zapata se convirtió en el más grande defensor de los derechos de este sector de la población mexicana, un gran protector de la clase trabajadora y uno de los mayores buscadores de la justicia social en México, concluyó.

Al término de su intervención, autoridades civiles y miliares encabezaron una ofrenda floral en el busto erigido en honor del líder revolucionario ubicado en el parque de Tanlum.