Mérida, Yucatán, 18 de octubre de 2018
Inicio » Sala de prensa »
Llegó la hora de juntos transformar a Yucatán: MVD

Jueves, 4 de octubre de 2018

Mérida, Yucatán.

Cumpliendo con los compromisos adquiridos durante la campaña, el Gobernador Mauricio Vila Dosal dio a conocer la implementación de nuevas medidas de austeridad y ahorro presupuestal para la administración pública estatal que, junto con otras de disciplina financiera, generarán ahorros por mil millones de pesos anuales, sin que ello represente que se afecte la prestación eficiente de los servicios para los yucatecos, por el contrario, el ahorro beneficiará directamente a las familia yucatecas en obras de infraestructura y mejores servicios públicos.

Al firmar el Acuerdo de Austeridad del Gobierno del Estado de Yucatán 2018-2024 en el Salón de la Historia de la sede del Poder Ejecutivo, el mandatario señaló que estas disposiciones son el comienzo y base de una política de ser eficientes, responsables y gastar en lo verdaderamente necesario, por lo que instruyó a la Secretaría de Administración y Finanzas (SAF) a aplicar dichas acciones.

Mi compromiso es claro y conocido por todos ustedes, estamos aquí para hacer los cambios innovadores para el Gobierno de Yucatán, que garanticen una mejor calidad de vida para los yucatecos, que no sólo obedece a una medida administrativa, sino que impactarán positivamente en sectores sensibles como seguridad, salud y educación. Llegó la hora de hacer más con menos, llegó la hora de juntos transformar Yucatán, aseveró.

Desde su campaña, Vila Dosal se comprometió a eliminar la prestación de vehículos de lujo para titulares de dependencias del gobierno estatal, orden que giró el día de hoy, por lo que serán devueltos las camionetas y vehículos con las que contaban y cuyo valor comercial es superior a los 900 mil pesos por unidad. Asimismo, se cancelará la renta de 500 vehículos, con lo cual se ahorrarán 60 millones de pesos que se invertirán en las necesidades del estado, precisó.

Asimismo, se ahorrarán 40 millones de pesos en asesorías, consultorías y estudios de investigación no indispensables y 30 millones de pesos en combustible, equivalentes a 1.5 millones de litros, reduciendo la flota de vehículos estatal y siendo más eficientes en su uso.

Se darán de baja 400 vehículos que, por su antigüedad y condiciones, representan costos de operación mayores que los beneficios que generan. Esta medida representa un ahorro de 25 millones de pesos en pago de combustible y servicios de mantenimiento.

De igual manera, Vila Dosal indicó que disminuirá el gasto programado para los siguientes conceptos: 10 por ciento en materiales útiles y equipos menores de oficina; 12 por ciento en materiales de limpieza; 12 por ciento en materiales y útiles menores de tecnologías de información; 10 por ciento en vestuario y uniformes; 15 por ciento en adquisición de mobiliario y equipo de administración; 12 por ciento en arrendamiento de bienes y servicios; 10 por ciento en mantenimiento vehicular y 10 por ciento en gastos de orden social y ceremonial.

Fin alternativo de nota

"Lo digo claramente, en ningún momento se verá afectado ningún servicio a los ciudadanos: por el contrario, habremos de utilizar lo que dejemos de gastar para invertir dinero en las necesidades más sentidas de nuestro estado. Estas medidas son el comienzo y base de una política de ser eficientes, responsables y gastar en lo verdaderamente necesario para los yucatecos y para nuestro estado", aseveró.

Acompañado de las titulares de la Secretaría General de Gobierno (SGG), María Fritz Sierra y de la SAF, Olga Rosas Moya, así como el director de la Agencia de Administración Fiscal (AAFY), Juan Carlos Rosel Flores y consejero Jurídico, Mauricio Tappan Silveira, el mandatario recordó que se ha emprendido una reingeniería administrativa mediante la cual, en los días por venir, desaparecerán la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), la Secretaría de la Juventud (Sejuve), el Instituto de Museos e Historia de Yucatán (IHMY) y la Junta de Electrificación del Estado (Jedey). Esto, reiteró, se realizará sin afectar la eficiencia en el servicio a los yucatecos en cada uno de estos temas, toda vez que sus funciones serán absorbidas por otras dependencias.

El Gobernador expuso que para un combate más efectivo de la corrupción en el estado y mayor transparencia y rendición de cuentas, desaparecerá el Instituto Estatal para el Combate a la Corrupción ya que, según el análisis correspondiente, en sus atribuciones sólo se encuentran sanciones administrativas lo cual no es conducente a un combate eficaz, para ello, esa función la puede cumplir el Tribunal de Justicia Administrativa.

Por lo que corresponde a las posibles sanciones penales, el titular del Poder Ejecutivo explicó, que éstas se procesan a través de la Vicefiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción y que existe el propósito de su administración de reforzar las atribuciones y autonomía de esta última entidad.

Finalmente mencionó que se realizará un análisis profundo para identificar todas aquellas dependencias, entidades paraestatales y desconcentradas donde exista duplicidad de funciones o exceso de burocracia. Con esta medida se reducirá en un 20 por ciento el número de funcionarios públicos de confianza con lo que representa en gastos indirectos y en materia de servicios generales que surgen del ejercicio diario de sus labores.

Estoy convencido que, ante los tiempos difíciles que atraviesan los bolsillos de los ciudadanos y la economía del país, un Gobierno responsable debe aplicar medidas que generen ahorros presupuestales, reduzcan su gasto corriente, inviertan más en infraestructura y desarrollo social para los ciudadanos, y acaben con privilegios de los funcionarios, acotó.