Mérida, Yucatán, 25 de septiembre de 2018
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Inauguración del Palacio de la Música

Lunes, 25 de junio de 2018

Discurso del Gobernador Rolando Zapata Bello durante la inauguración del Palacio de la Música

Mérida, Yucatán, 25 de junio del 2018.- Muy buenas tardes tengan todas y todos ustedes. Estimado señor Presidente, Enrique Peña Nieto, bienvenido de nueva cuenta a su casa, a Yucatán. Le agradecemos, señor Presidente, siempre su presencia y siempre traernos obras, programas y todo tipo de acciones en beneficio de esta gran tierra del Mayab. Muchas gracias señor Presidente, bienvenido a su casa.

Estimables integrantes del gabinete de la República, aquí presentes; distinguidos representantes de los Poderes públicos del Estado, distinguida alcaldesa de la ciudad de Mérida, autoridades militares, navales, apreciado maestro Manzanero, muchísimo gusto siempre, un gran cariño, un gran aprecio, estimados representantes de la sociedad civil, amigas y amigos todos.

Yucatán ha definido su rumbo con claridad. Con el apoyo del Gobierno de la República, encabezado por el Presidente Enrique Peña Nieto, hemos construido obras de valor estratégico para encaminar a Yucatán por el rumbo de un auténtico bienestar.

En ese sentido, no puedo dejar de mencionar que antes de llegar aquí con todos ustedes, el Presidente de México nos ha hecho el honor de entregar la obra del nuevo Hospital Materno Infantil, cien por ciento concluido, cien por ciento equipado. Que fue uno de los compromisos que hizo con Yucatán; compromiso cumplido señor Presidente.

Un Hospital que viene a sustituir a uno con cerca de 45 años de operación y que resultaba a todas luces insuficiente ante la demanda actual, y que nos permitirá pasar de solamente dos quirófanos y una sala de expulsión, a cuatro quirófanos, cuatro salas de expulsión, y de nueve consultorios a 25 consultorios. Esa es la evolución y el Yucatán de bienestar.

El lapso comprendido entre la entrega del día de hoy y la plena operación de un hospital que sustituye a otro, requiere de un proceso de transición que ya está en marcha.

Esto comprende pruebas de estrés, pruebas del equipo médico, capacitación de personal y esterilización de las áreas, lo que significa que, en unas cuantas semanas, en éste nuevo Hospital Materno Infantil empezará a nacer la generación del bienestar en Yucatán.

El Hospital es parte de un grupo de obras estratégicas que permitirán a Yucatán seguir por este rumbo de bienestar y desarrollo.?

Obras como el clúster de tecnologías de la información Heuristic, el Centro de Justicia Oral y el Centro de Instituciones Operadoras del Sistema Penal Oral y Acusatorio, el nuevo Palacio Legislativo, la Universidad Politécnica de Yucatán, el Hospital de Segundo Nivel del Issste y el Centro Internacional de Congresos, inaugurado hace poco menos de dos meses.

Cada una de ellas es resultado de apostar por los valores que nos definen como yucatecos y por los objetivos de transformación que nos hemos trazado como sociedad.

Esta doble apuesta, valores de identidad y visión de innovación, se multiplican cuando lo trasladamos al campo cultural. Es una doble apuesta que tiene su máxima expresión en este Palacio de la Música. Una obra estratégica que refleja el gran valor que la cultura tiene para nuestro estado.

Sin duda coincidimos en que la cultura es el área más importante en la que la sociedad expresa proyectos de vida, anhelos, creatividad y esperanza de una mejor convivencia. Una convivencia en donde el diálogo, el respeto a la diversidad y la reorganización constante construye el sentido de la vida y la construcción de ciudadanía. Una convivencia que crea sociedades fuertes, armónicas y de paz.

El Palacio de la Música, que alberga el Centro Nacional de Música Popular y Tradicional Mexicana es un espacio cultural para el disfrute pleno de los yucatecos, de todos quienes visitan nuestro estado y para la comunidad artística local, nacional e internacional.

Un espacio público que revitaliza el patrimonio arquitectónico del corazón de esta gran ciudad, que impulsa los servicios, la economía y el turismo y, sobre todo, un espacio cultural como plataforma para fortalecer la calidad de vida y el bienestar de los yucatecos y de todos los mexicanos.

Así, el Palacio de la Música es el símbolo de una nueva visión del Centro Histórico de Mérida que reactive la economía y transforme el desarrollo urbano en su entorno. Porque no cabe duda de que el Palacio de la Música es el detonante de la actividad creativa y turística.

Es el detonante del distrito cultural de Mérida. El Palacio de la Música, y el recientemente inaugurado Centro Internacional de Congresos en nuestra zona hotelera de la Colón, entre otros proyectos, están generando nuevas inversiones, nuevas necesidades y nuevas oportunidades.

Nuestra ciudad demandaba un Centro Histórico con una oferta de turismo cultural competitiva en el mercado turístico mundial y mejores espacios para la exposición artística. Actualmente en el Centro Histórico de Mérida se lleva a cabo la mayor parte de la actividad cultural de la ciudad.

Museos de arte, salas de teatro, exhibiciones al aire libre, conciertos de la Orquesta Sinfónica de Yucatán, serenatas, bailes, verbenas populares y muchas otras actividades. En el Centro Histórico nos encontramos para convivir, divertirnos, aprender, reflexionar y esa debe ser una vocación que habremos de consolidar.

Y a toda esta oferta cultural viene a sumarse un Palacio de la Música con características especiales. Los yucatecos nos sentimos honrados y agradecidos de que el Gobierno de la República, a través de la Secretaría de Cultura, muchísimas gracias secretaria, tuviera la confianza de vernos como la sede de la música popular y tradicional mexicana.

Y esa es una distinción que nos llena de orgullo y a la que responderemos con lealtad. Porque a partir de este día, Yucatán será el lugar en el que la música popular mexicana encontrará su sitio para la investigación, producción y difusión.

Agradecemos a todas las personas, instituciones y organizaciones que participaron en este gran proyecto, y de manera especial menciono a don Rogerio Azcárraga, por su generosidad en cuanto a su gran acervo discográfico.

Éste es el primer recinto con características idóneas para la interpretación y apreciación musical, debido a sus condiciones acústicas e isópticas y con un moderno estudio de grabación. Esta sala de conciertos complementará la actual disponibilidad de tres mil 640 butacas en nueve auditorios aledaños.

Además, desde su galería virtual podremos conocer y aprender, escuchar, sentir el proceso histórico que generó la diversidad de expresiones musicales y sonidos de nuestro país. Sonidos que nos dan identidad y por los cuales somos reconocidos internacionalmente.

Sonidos que los visitantes de la galería virtual disfrutarán a través de un recorrido museográfico de gran calidad, digital, interactivo y que recopila siglos de patrimonio musical. Además, tendremos la oportunidad de acercarnos a los máximos compositores e intérpretes y escuchar la banda sonora de nuestras vidas.

Mención especial merece don Armando Manzanero de quien tan orgullosos nos sentimos todos los yucatecos y todos los mexicanos.

Finalmente, cuenta con espacios como la terraza de la planta superior, la plaza de la guitarra o el callejón aledaño. Espacios que la comunidad artística puede hacer suyos para la creación y difusión de sus obras, al igual que el sector de servicios turísticos.

El Palacio de la Música es un ejemplo de cómo las industrias creativas impulsan no solamente la cultura, sino la actividad económica y turística de un estado. Por todo ello, hoy es un día muy especial para Yucatán y todos sus habitantes: cumplimos un compromiso más.

Compromisos que, repito, solo se han podido cumplir con el apoyo del Presidente Enrique Peña Nieto. Muchas gracias señor Presidente por su gran apoyo a Yucatán. Gracias señor Presidente porque su gobierno nos ha traído grandes transformaciones que nos permiten hoy mirar de frente con un optimismo sensato.

Hace casi seis años nos propusimos cambiar el rostro de Yucatán y hoy puedo decirles, con la entrega de estas múltiples obras que Yucatán tiene un rumbo claro.

Somos caminantes que vamos por los viejos caminos del Mayab, decía don Antonio Mediz con la música de Guty Cárdenas. Y hoy, hoy, esos caminos nos llevan hacia un futuro optimista para Yucatán y para todo México. Muchas gracias.