Mérida, Yucatán, 22 de septiembre de 2018
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Inauguración de la planta de papel de Empaques Nova

Lunes, 15 de enero de 2018

Discurso del Gobernador Rolando Zapata Bello en la inauguración de la planta de papel de Empaques Nova

Umán, Yucatán, 15 de enero de 2018

Muchas gracias, muy buenos días tengan todas y todos ustedes. Es verdaderamente satisfactorio que estemos compartiendo esta gran ocasión, como bien lo decía Pablo hace un momento –te agradezco mucho, Pablo–, hacía la remembranza de cuando platicamos en ese año 2014 de la visión de este proyecto de gran dimensión.

Se dice fácil pero 100 millones de dólares, casi dos mil millones de pesos en una inversión, con confianza y apostándole a Yucatán, es algo de gran dimensión para nuestra entidad y bien lo dijo él, "estaremos ahí en la inauguración, Gobernador, y será en su administración"; por eso, me da una gran satisfacción que estemos compartiendo este momento.

Y particularmente, que esté encabezando este evento un gran amigo de Yucatán, el licenciado Ildefonso Guajardo Villarreal. Muchísimas gracias, señor secretario, le pedimos que le transmita el saludo muy afectuoso al señor Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Porque, precisamente con el apoyo del Gobierno de la República, durante estos poco más de cinco años, se han podido generar las condiciones, con infraestructura y múltiples aspectos, que nos permiten hoy que la economía de Yucatán tenga una dinámica creciente, tenga una dinámica muy importante.

Permítanme un minuto, porque para mí es muy importante dar un testimonio de gratitud; fíjense ustedes que el señor secretario de Economía, don Ildefonso Guajardo, con él guardamos una amistad muy especial porque fuimos diputados federales juntos, y no sólo eso, sino que nos sentábamos al lado, la fracción de Yucatán y la de Nuevo León estaban juntas y teníamos ocasión de platicar.

Y luego, cuando iniciaba mi Gobierno a la par del señor Presidente Enrique Peña Nieto, él, nombrado recién como secretario de Economía, tuve la ocasión de platicar con él y pues yo apenas empezando como Gobernador, con muchas ideas, aspiraciones e ilusiones, cargado de toda esa energía, pero tuve una plática muy larga y muy profunda con él porque, con su gran conocimiento de la materia, me marcó muy bien cuáles podrían ser las directrices más importantes para el estado.

Y, de esa manera y con todo el gran impulso del empresariado yucateco, con la participación de todos en Yucatán, pudimos juntos ir construyendo de manera asertiva los sectores a los que estaríamos apuntando y apostándoles porque, como bien me dijo el señor secretario en ese entonces, me dijo "Rolando, no se puede estar tirando escopetazos a todos lados; hay que tener la mirada muy fija hacia a donde y, seguramente, las cosas van a salir muy bien".

Esa plática fue muy importante para mí como Gobernador y quiero dar esta mañana un testimonio de gratitud, señor secretario, por su consejo y por su directriz siempre oportuna, y por supuesto, agradecerle mucho al ingeniero Pablo Nicolás Xacur Jorge, presidente del Consejo de Administración de Empaques Nova, muchas gracias.

Por supuesto, al señor Nicolás Xacur Eljure, socio fundador, externarle todo mi respeto y reconocimiento, agradecer de manera muy puntual y en todo lo que vale, en toda la dimensión de lo que vale, esa confianza en Yucatán, porque invertir implica tener confianza.

Toda inversión, como lo hemos expresado en diferentes ocasiones, no deja de ser una apuesta y, en esa gran apuesta, ellos, que desde hace muchos años le apuestan a Yucatán, hoy, con mayor intensidad y dimensión, hacen realidad este que es un gran proyecto con una gran familia que se encuentra aquí presente, toda la familia de Empaques Nova, a quienes saludo.

A todos los colaboradores porque sabemos que el capital humano es la fortaleza más importante de una organización, pero también con equipos de punta, con equipos de alta tecnología, en fin, mirando a ese futuro prometedor con el que estamos caminando a paso firme en nuestro gran estado de Yucatán.

Quiero saludar a la senadora de la República, muchas gracias senadora; señor presidente municipal, muchas gracias; señores diputados federales, agradecerles siempre su presencia; saludar al señor diputado local; a los representantes de los Poderes públicos: muchas gracias al Poder Legislativo y al Poder Judicial.

A los representantes de las cámaras empresariales, muchas gracias, Consejo Coordinador Empresarial, Canacintra; funcionarios federales, estatales, municipales; a la familia y a todos los que se encuentran aquí esta mañana, de verdad, agradecerles que nos permitan compartir este gran espacio y esta ocasión.

Fíjense ustedes: escuchar hablar al secretario Ildefonso Guajardo nos permite a todos los yucatecos hacer un rápido análisis de retrospectiva, de lo que juntos hemos hecho bajo el liderazgo del Presidente de la República y que hoy permite que Yucatán tenga una dinámica económica muy importante, pero también ha sido muy preciso escuchar a Pablo, porque en las reflexiones que hacía –lo digo con toda claridad- yo no podía hacerlas de mejor manera.

Cómo hilar esa visión de que en Yucatán ya existan empresas de primer nivel, que albergan a todo ese gran capital humano de jóvenes que hoy están estudiando en las universidades, en los institutos tecnológicos de Yucatán, es la mejor manera de empalmar un desarrollo económico con condiciones de bienestar social y, fundamentalmente, generar empleo.

¿Y cómo hacerlo? En un entorno donde se generan esas condiciones, porque como lo hemos dicho desde el principio –desde el camino hacia la gubernatura lo platicábamos en la Cancintra, Juan Manuel y yo lo hemos platicado en el Consejo Coordinador Empresarial–, el Gobierno no crea empleos.

El Gobierno lo que hace es generar las condiciones para que, a partir de la inversión, se generen los empleos, y son éstos los que llevan el bienestar a las casas; entonces, ese proceso, ese ciclo que se dice fácil pero que, sin duda, entraña complejidades relevantes, nos dicen que hoy es una realidad.

Los procesos económicos de este siglo, del siglo XXI, sin duda, son muy exigentes; sabemos que los estándares de calidad nacionales e internacionales cada día son más estrictos; los empleos generados son de mayor calidad pero requieren un capital humano cada vez más especializado; cada país, cada estado, busca incrementar su competitividad para poder atraer a más empresas y, consecuentemente, generar más empleos en sus regiones.

Por ello, cada inversión que se realiza en Yucatán, ante todo, debe llenarnos de un enorme orgullo a todos los yucatecos. Recordemos que cada empresa que invierte o se expande en nuestro estado significa, como decíamos hace un momento, empleo y bienestar para Yucatán, pero fundamentalmente para las familias yucatecas.

Y cuando esa creación de nuevo empleo formal y esa expansión se dan a partir de una empresa yucateca, el orgullo es mucho mayor; ese es precisamente el caso de Empaques Nova, porque conjuga los dos principales elementos de la nueva industria yucateca del siglo XXI: el gran sentimiento de orgullo y la productividad.

Porque es un auténtico motivo de orgullo que un producto emprendedor de capital 100 por ciento yucateco se haya convertido, en menos de dos décadas, en la empresa líder a nivel peninsular en su respectivo mercado. Como resultado de esta gran expansión, ahora podemos ver los empaques de Nova llegando a todo el sur-sureste mexicano, así como a diversos países de Centroamérica y del Caribe.

Nova ya es parte del proceso de reindustrialización que inició en nuestro estado hace cinco años y que hoy tiene un rostro consolidado, un proceso que ha convertido a Yucatán en el quinto estado con mayor dinámica industrial del país y es un proceso que también nos ha convertido en el estado con la segunda industria manufacturera con mayor avance en el país, citando las cifras que, hace un momento, el secretario expresaba.

Basta decirles que, en este sector manufacturero, hemos crecido entre 2012 y 2017 un 40 por ciento; eso es lo que ha crecido nuestro sector manufacturero, mientras que en los 10 años previos, el crecimiento había sido poco menos del 15 por ciento. Nova es, sin duda, una de las empresas que ha impactado positivamente en este desarrollo y por supuesto que lo hará aún más a partir del día de hoy.

En este sentido, hay una reflexión que todos nosotros debemos realizar, y es que un proceso de producción industrial no es aislado. Los empaques que de esta planta saldrán servirán para contener otros bienes, muchos de los cuales también son producidos en plantas de nuestro estado.

Estos empaques, por su calidad, pueden contener sin dificultad y en condiciones de gran calidad, la carne de cerdo que se produce en empresas como Kekén, la principal empresa exportadora de este producto de carne de cerdo en todo el país.

Nova genera también los empaques para transportar huevo, un producto del que Yucatán es uno de los seis principales productores a nivel nacional, y lo mismo podemos decir de bienes como autopartes y otros productos agroindustriales, donde también tenemos un marcado liderazgo.

Cada uno de estos bienes, producidos y manufacturados por manos yucatecas, alcanzará estantes y mesas, no sólo en el resto de México sino incluso en países como Estados Unidos y Japón, y lo hará en empaques producidos en esta planta.

Por eso, muchas felicidades a Empaques Nova por esta nueva planta, por esta nueva expansión que les brindará muchas oportunidades e incrementarán su productividad; por supuesto, les agradezco en nombre de todo el pueblo de Yucatán, por seguir invirtiendo en nuestro estado, la tierra donde esta empresa nació y en la que continuará afianzándose como una empresa líder regional con alcance internacional.

Y también es importante para mí expresar, reconocer y agradecer que, para la propia construcción de esta gran infraestructura que hoy nos alberga, también se contrate a empresas yucatecas, constructoras yucatecas que tienen la calidad demostrada para construir aquí e, inclusive, en otras latitudes. Eso es algo que le agradecemos a Empaques Nova porque, de la misma manera, va generando economía en beneficio de otros sectores de la población orgullosamente yucateca.

Señor secretario Idelfonso Guajardo, es una auténtico gusto recibirle aquí por segunda vez, en menos de seis semanas, como nos estaba comentando hace un momento, porque en estas semanas atestiguamos de nueva cuenta la apertura de una gran planta, que permitirá dar mayor impulso y alcance a productos producidos por cientos de hombres y mujeres de esta tierra.

Podemos atestiguar juntos el gran empuje que hoy tiene la industria yucateca porque, más allá de cada logro individual, estamos presenciando a un Yucatán que ya cuenta con las bases más sólidas, económicamente hablando, de su historia.

Y esas bases se las estamos dando entre todos, cada quien haciendo la parte que le corresponde: las autoridades haciendo la parte que les corresponde, los empresarios haciendo la parte que les corresponde, los trabajadores haciendo la parte que les corresponde, y eso tiene un gran valor porque lo estamos haciendo juntos, lo estamos haciendo en unidad y lo estamos haciendo en armonía.

Ahora, el proceso de la construcción, sin duda, nos permite decir que Yucatán ya ha enfilado muy bien su rumbo de bienestar; por eso, es momento de consolidar esos logros, es momento de consolidar las condiciones que ya le hemos dado a Yucatán, es momento de consolidar a la nueva industria yucateca del siglo XXI, y así seguir avanzando juntos por un Yucatán y un México de bienestar.

Muchas gracias a todos y, de manera muy particular, a Empaques Nova por esta gran apuesta, esta gran inversión y esta gran confianza en nuestro querido estado de Yucatán. Muchas gracias.