Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Entrega de apoyos económicos del programa Impulso al Autoempleo Juvenil

Viernes, 25 de agosto de 2017

Discurso pronunciado por el Gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello, durante la entrega de apoyos económicos del programa Impulso al Autoempleo Juvenil

Mérida, Yucatán, 25 de agosto del 2017.- Muy buenos días. Me da muchísimo gusto sentir ese entusiasmo, ese espíritu de emprendimiento que llena este ambiente con la presencia de todos los jóvenes que están participando en el programa Impulso al Autoempleo Juvenil.

Saludando a Paco del IYEM, a Luis Borjas, a todos quienes se encuentran aquí, representantes de las cámaras, muchas gracias, Canaco, Canacintra, importantísima la participación y el impulso de las cámaras empresariales. Gracias a los funcionarios, todos quienes estamos aquí y particularmente a todos ustedes.

Miren yo venía hora en el camino pensando la motivación que tienen ustedes y me acuerdo que cuando yo estaba en el camino a la gubernatura, tuve muchos encuentros en los municipios, en Mérida, con diferentes sectores y cuando hablaban los jóvenes yo les preguntaba, a todos los sectores les preguntaba ¿qué es lo que esperas del próximo Gobierno? Eso para a partir de ahí delinear los compromisos y las acciones de mi Gobierno.

Y yo recuerdo expresiones muy claras de los jóvenes que me decían "pues Rolando nosotros no queremos que se nos regalen las cosas, nosotros queremos que como Gobierno nos den el apoyo necesario para impulsar nuestras ideas".

Yo veo una juventud hoy que más que estar pensando en buscar tener un empleo, lo que están buscando es cómo generar sus propios proyectos y eso es muy importante para Yucatán, para México porque yo estoy convencido cada vez más que lo está significando hoy el poderío económico de las demarcaciones territoriales como Yucatán, no es como era antes que en muchos casos se significaba por las capacidades que se pudieran tener en recursos naturales o inclusive en industrias, no únicamente eso.

Ahora en los tiempos que nos está tocando vivir y escuchen muy porque hacía ahí está yendo el futuro, ese futuro al que ustedes están hoy empezando a conquistar, lo que significa el poderío económico en estos tiempos es la creatividad, la capacidad para innovar.

En un mundo cada vez más global y más competitivo, donde no hay fronteras territoriales, donde no hay barreras, sino lo que significa la competencia y la capacidad para ofrecer mejores productos, servicios, procesos, más calidad, productos innovadores pues sin duda la materia prima son las ideas.

Y esas ideas provienen del capital humano, de ustedes y son las nuevas generaciones, las que ustedes representan, las que tienen precisamente esa visión que está conduciendo a nuestro estado hacia el futuro.

Hace un rato se mencionaba cuáles son los sectores estratégicos de la economía de Yucatán, la agroindustria, los procesos también de desarrollo alimentario con tecnificación, la industrialización o la industria del siglo XXI con capacidad de aplicarle valor agregado a los productos. Por supuesto, el turismo que es un gran motor con todo lo que implica, y también las tecnologías de la información y comunicación.

Todo ese gran mundo de tecnologías de la información y comunicación hoy está creciendo vertiginosamente. Estos son sectores estratégicos porque son los que están impulsando con mayor dinamismo nuestra economía. Pero porqué hablar de la innovación, porqué hablar de la capacidad de generar ideas, de generar proyectos en un mundo como el que hoy estamos viviendo.

Simple y sencillamente porque estamos en un proceso de transformación. El otro día veía un dato que he compartido porque sinceramente me impresiona mucho, un dato que dice que los niños que hoy están en la primaria cuando se incorporen a su vida productiva, estamos hablando tal vez dentro de unos 20 años, el 2035, 2040, el 65 por ciento de los empleos que ocuparán son en giros que hoy no existen.

Impacta, ¿verdad? Pues sí, porque hoy la visión de producción de vida cotidiana es una pero está transformándose de una manera muy dinámica y ustedes dirán ¿será? Nada más faltan 20 años y fíjense ahorita estamos en 2017, en 1997, hace 20 años, yo les puedo decir que no podíamos imaginarnos las aplicaciones móviles, no podíamos imaginarnos muchas de las cosas que hoy las vemos con enorme naturalidad, cotidianidad, no sé, como que vayas a un restaurante y que tenas una tableta y desde ahí ordenes que quieres comer y ese comando ya le esté llegando a la cocina y venga la orden y ya llega el mesero.

¿Eso es ciencia ficción o se está haciendo? Es pregunta. ¿Y saben de dónde es la empresa que hizo esa aplicación? Levanten su mano si alguien lo sabe. Muy bien. Efectivamente, ¿saben de dónde surgió esa aplicación? De una idea, de alguien que tuvo una idea y que se atrevió a desarrollarla. Muy bien, vamos a darle un aplauso aquí al compañero.

Les voy a decir una cosa, hay que darle el aplauso porque él se atrevió, porque a lo mejor varios tenían la respuesta, pero dicen "ay"; como aquí la compañera, que la vi, cuando le dijeron del apoyo, creo que de siete mil pesos y yo lo sumé a 15, como que quiso aplaudir y no se animaba, si vamos a aplaudir, aplaudimos todos, ¿verdad?

Pues hay que atreverse, esa es la convicción y la condición que significa la juventud, pero hay algo más que les quiero decir para significar lo que decía acá el compañero: alguien que tuvo una idea, que se atrevió a desarrollarla y que, además, orgullosamente, es una empresa yucateca y su dueño se llama Farid. Tú lo conoces, ¿verdad? Exactamente.

Entonces, es una empresa que ha crecido, no sé, cuatro o cinco veces en los últimos dos o tres años (inaudible) muy positivo, pues bueno, ese es el mundo en el que hoy estamos viviendo, imagínense ustedes en el que vamos a vivir en 20 años y ese 65 por ciento de empleos que hoy no existen, ¿saben quién lo va a crear? ¿Quién lo va a crear? Ustedes.

Porque, ¿saben qué? Si no los crean ustedes, vendrán otras personas y los crearán, y a lo mejor, no serán yucatecos ni serán mexicanos, serán de otras partes. El mundo, hoy, es de quien se atreve a salir a conquistarlo, esa es la realidad.

Y eso va mucho más allá de una expectativa de decir "bueno, pues a mí no me gustaría que fuera así, a mí me gustaría que los empleos tradicionales que existen hoy, subsistan 20 o 50 años más"; bueno, a mí también me podría gustar pero, afortunada o desafortunadamente, las tendencias económicas no se establecen unipersonalmente, son tendencias que se van marcando en la humanidad y en las que uno toma la decisión de que las aporta y las conquista, o simplemente pasa el tren y no te subiste.

Esa es la realidad y, por eso, yo me siento tan contento de ver aquí a jóvenes, yucatecas y yucatecos, uno, que tienen creatividad, porque para mí, la creatividad es la capacidad que tiene el ser humano para producir ideas, para generar ideas, y dos, que se atreven a transitar su idea a lo que es, para mí, el espacio más importante para un ser humano: una realización.

Porque, ¿están ustedes de acuerdo que una cosa es una idea y otra cosa es una realización? Una cosa es tener una idea y otra cosa es transitar ese largo y arduo camino para convertirlo en una realización, y ahí podemos hablar de ese camino, de una visión de actividades económicas, de actividades educativas, académicas, proyectos personales, lo que ustedes quieran, como lo vean, siempre todo va a partir de una idea.

Ese es el gran atributo que tiene el ser humano, la capacidad para pensar, la capacidad para crear, la capacidad para generar ideas y la capacidad para innovar, y esa capacidad para innovar es precisamente lo que ha hecho que la especie humana evolucione, se desarrolle para poder afrontar las nuevas condiciones del propio mundo y de la propia dinámica que la humanidad nos va marcando.

Por eso, de verdad les digo: hoy, lo que reciben, es cierto, es una cantidad que seguramente les va a servir para dar ese inicio a ese proyecto que ustedes han concebido y que lo han desarrollado, pero sientan que lo que tienen aquí no es únicamente el apoyo económico que reciben.

Ya han tenido un acompañamiento previo, un curso que les ha dado, también, una certificación; esa misma certificación también les permite, con el acompañamiento de la Secretaría de la Juventud y del Instituto de Emprendedores; también, acompañamiento para tocar las puertas y acceder a los financiamientos de mayor calado, que ya les permitan escalar sus proyectos a otros niveles.

Y por supuesto, le decía yo aquí a Paco, de todos los servicios que cuenta acá el IYEM, ¿ya saben qué servicios cuentan acá? ¿Sí lo saben? Bueno, pues que tengan todos, por lo menos, un mes gratis de membresía para todos los servicios, es en serio, para que puedan venir y hacer sus (inaudible), porque de lo que se trata de ayudarles, de apoyarles, de impulsarles.

Porque no hay nada mejor que cuando tienes una idea –y eso lo puedo decir testimonialmente–, no hay nada mejor que cuando tienes una idea, el mejor apoyo que pueden recibir, yo creo, es sentir que haya alguien que cree en ti, que cree que tu idea es correcta, que cree que no es una locura, que cree que sí se puede.

Y eso es lo que yo quiero que ustedes sientan: que mi Gobierno y que todos los yucatecos creemos en ustedes, creemos en su talento, creemos en sus capacidades, creemos en su perseverancia, creemos en su tenacidad pero, ante todo, creemos en su capacidad de generar ideas y de convertirlas en realizaciones. Échense para adelante, cuentan con todo nuestro apoyo, el futuro es de ustedes. Muchas gracias.