Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Yucatán » Haciendas »
Santa Rosa de Lima
Municipio: Maxcanú

La hacienda Santa Rosa, pertenece al municipio de Maxcanú. Se encuentra al suroeste de la vía Maxcanú a 10 kilómetros., se accede a ella por medio de la carretera federal Mérida - Campeche vía corta, al oeste entre el tramo Maxcanú - Halachó.

Es una de las haciendas que surgen con el auge henequenero y es edificada para ese fin, sin haber pasado por el período anterior, el de la hacienda ganadera. Sus datos más antiguos son todos del siglo pasado.

Como muchas otras propiedades de este tipo, ha pertenecido a distintas personas desde sus orígenes, aunque en los últimos años pertenece al Ing. Enrique Vales Monforte.

El conjunto arquitectónico corresponde por completo a la etapa porfirista, sin embargo, su construcción fue realizada en dos etapas.

La primera de 1909, período en el cual se construyeron la casa principal, las bodegas y la casa del encargado, con una arquitectura ecléctica muy austera y colonial, que se expresa a través de enmarcados por cornisas y frisos, del uso de arcos y otros elementos muy sencillos que predominan en el espacio del despacho.

La segunda etapa constructiva fue de 1916, cuando se construyó la casa de máquinas. En ella predomina el espacio destinado a la desfibradora cuya imagen formal está compuesta por un gran frontón, pilares de gran realce, y otros elementos sencillos como arcos y pequeñas cornisas. A pesar de la combinación de elementos de diversos vocabularios arquitectónicos como el renacentista y el neoclásico, ambos edificios logran integrarse por la afinidad en sus rasgos, además de tratarse de los dos espacios que más destacan, la desfibradora y el despacho. También contribuye a su unidad formal la ubicación de estos en los puntos extremos del conjunto.

La solución de esta casa de máquinas corresponde a una variante del tipo 1, ya que está resuelto con códigos eclécticos pero con una composición asimétrica organizada en distintos cuerpos alineados, entre los que destaca el correspondiente al tren de raspa situado en uno de sus extremos.

La sección del tren de raspa está resuelto con tres vanos que integran las dos plantas, coronado con un frontón enfatizando el orden simétrico de este cuerpo. La estructura de este espacio es de madera y lámina en dos aguas, las cuales quedan ocultas por el frontón de la fachada.

El tren de raspa se coloca perpendicularmente al eje principal del edificio, ubicando, en el cuerpo central del conjunto, la sala de máquinas, dejando en el otro extremo, el área de prensa y bodegas.

La encantadora Hacienda fue restaurada con el gusto más delicado, manteniendo su atmósfera natural.

Los amplios jardines, sus arcadas y patios hacen un lugar de infinita tranquilidad. La naturaleza integrada al conjunto, crea un aire de armonía e intimidad que se respira en las 10 suites de la hacienda.

En torno a la hacienda encontramos paisajes que llevan a descubrir prodigios de la naturaleza virgen: reservas de la biosfera, refugios de flamencos rosas, ciénagas y petenes cubiertos de aves exóticas y a lo lejos el mar. Por la noche el espectáculo que fascinó a los mayas, un cielo desbordante de estrellas.

http://www.haciendasantarosa.com

Ubicación