Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Yucatán » Haciendas »
San Ildefonso Teya
Municipio: Kanasín

Rescatado de las ruinas, emerge en las afueras de la blanca Mérida un edificio estilo colonial rodeado de árboles y amplios jardines:

...la Hacienda San Ildefonso Teya, que a pocos años de haber "vuelto a la vida" ha dado albergue a grandes personalidades del mundo entero.

Teya está a sólo 12.5 kilómetros de Mérida y paulatinamente se consolida como un importante atractivo para los visitantes. Su arquitectura encanta a todos los que la visitan, por sus áreas verdes y pasillos, el ambiente campirano y la esencia del pasado que se respiran en sus instalaciones.

Estar en la Hacienda Teya es retroceder en el tiempo. En 1974, la hacienda lucía destruida, abandonada e inhabitable. Es entonces cuando su propietario, Sr. Arnoldo Canto, decide ponerla en venta, aunque pocas personas se interesan por el predio debido a su pésimo estado.

Sin embargo, un hombre con visión turística, el Sr. Jorge Carlos Cárdenas Gutiérrez, se percata de la magnífica ubicación de Teya y decide comprarla. Para ello, entrega su auto nuevo a cambio de la propiedad y firma 12 letras para pagar el saldo. Así, el sitio pasa a manos de una nueva familia.

La C.P. Carolina Cárdenas Sosa, directora de operaciones de la Hacienda Teya, rememora que su padre se sintió feliz al adquirir el inmueble.

De 1974 a 1985, las condiciones del lugar y la falta de recursos de la familia los llevan únicamente a realizar trabajos en los jardines, plantan numerosos cítricos y no es sino hasta avanzado 1985 cuando empieza la restauración de los edificios. Se levantan techos y paredes, y se colocan pisos y ventanas, ya que todo se encontraba derruido.

Lo primero que se arregla es la casa principal, en la que hoy se encuentra el restaurante La Cava, el Salón de los Vitrales, el Salón de los Mapas y también las habitaciones que se rentan. La capilla es otra de las secciones restauradas.

La Hacienda Teya resurge así de entre las ruinas y poco a poco va cobrando auge hasta convertirse en uno de los sitios preferidos de los meridanos para degustar una buena comida en su restaurante y disfrutar del paisaje, y lo es igualmente para los extranjeros, que eligen Teya para un descanso placentero en su ruta por el Mundo Maya.

Importantes personalidades ha recibido el lugar. La visita más trascendente fue la de la reina Sofía de España, que visitó Yucatán en 1991. La comunidad española le ofreció una comida en la hacienda. A partir de entonces la Hacienda se comienza a conocer en todo el Estado y a lo largo de estos años ha recibido a destacadas personalidades de la política, como embajadores, cancilleres y presidentes. Sin un giro definido, Teya comienza a recibir solicitudes para realizar bodas en el sitio de amistades de los propietarios y así surge la idea de convertirla en un lugar para fiestas y convenciones.

http://www.haciendateya.com

Ubicación