Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Yucatán » Haciendas »
Kancabchén
Municipio: Baca

La hacienda Kancabchén, rescatada del abandono hace más de 15 años, se transforma en escenario de amplio proyecto ecoturístico y social por medio del cual se ofrece una visión de las tradiciones y costumbres de Yucatán.

La hacienda, que pertenece a la familia Ponce García, es uno de los centros lecheros más grandes de la zona -se ubica en el municipio de Baca, a 22 kilómetros de Mérida- y también lugar de descanso y recreación para los propietarios, ya que cuenta con todas las comodidades.

El público en general puede disfrutar ahora de los atractivos de la centenaria hacienda, mediante recorridos turísticos o con motivo de recepciones sociales de bodas, XV años y convenciones.

El lugar es idóneo para estas actividades; goza de privacidad, limpieza, seguridad y cómodas instalaciones en las que se conserva el estilo arquitectónico típico de las haciendas henequeneras de Yucatán.

Además cuenta con diversos atractivos, como son: lienzo charro, zoológico y piscina, así como la presentación de bailables regionales, entre otras cosas.

La hacienda Kancabchén ("Pozo de tierra roja" en maya), que abarca una superficie de 230 hectáreas, surgió en 1890 para dedicarse a la actividad ganadera y henequenera.

El Sr. Pascual Gamboa Rivera fue el primer propietario, como se advierte en la casona principal donde aún se conserva un escudo con la inscripción de sus iniciales y una fecha presumiblemente de obras de remozamiento y ampliaciones.

Con la paulatina desaparición de la industria henequenera, el Sr. Gamboa Rivera vendió la propiedad a la Sra. Josefina Gamboa, quien fungió como dueña hasta 1985, año en que la familia Ponce García adquirió el inmueble para abrir un rancho lechero y un espacio de recreo y descanso.

La hacienda produce diariamente 1,200 litros de leche, que suministran 120 cabezas de ganado de las especies Suizo, Simmental y Beef Master.

Entre otros espacios, cuenta con una capilla que sería más grande que las iglesias de algunas poblaciones del interior del Estado.

El recinto religioso, con capacidad para 200 personas y cuyo patrono es San Antonio de Padua, tiene bancas con reclinatorios, buena ventilación -gracias a amplios ventanales abatibles-, altar y espacio para el Santísimo Sacramento; también, pila bautismal, confesionario y pinturas murales alusivas a pasajes bíblicos.

El acceso principal a la hacienda está resguardado por un portón de hierro en cuyo centro se observan las iniciales de la familia Ponce García.

En la hacienda hay un lienzo charro, que se ubica cerca de las caballerizas y bodegas. Sobre esta última área está "El casino", un rincón peculiar donde se ofrecen bailes tradicionales.

En el casco de la hacienda destacan amplios jardines ornamentados con "trucks" rebozantes de flores y plantas, maquinaria pintada de negro y una gran fuente.

La casa principal consta de dos niveles y varias piezas: biblioteca, sala, comedor, estancia, cocina, desayunador, sección de juegos, bar, dos sanitarios y ocho recámaras.

Un atractivo particular de la hacienda es el zoológico, que alberga 50 variedades de aves, mamíferos y reptiles, desde pollitos hasta cocodrilos de dos metros de largo.

También cuenta con palenque, donde los invitados pueden presenciar peleas de gallo.

http://www.kancabchen.net

Ubicación