Mérida, Yucatán, 24 de septiembre de 2018
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Inauguración del Centro de Carga Aeroportuario de Valladolid

Jueves, 30 de agosto de 2018

Discurso pronunciado por el Gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello, en la inauguración del Centro de Carga Aeroportuario de Valladolid

Kaua, Yucatán, 30 de agosto de 2018.- Muy buenos días tengan todas y todos ustedes, amigas, amigos. Me da muchísimo gusto y mucha emoción que estemos reunidos esta mañana, y que la ocasión que nos reúna sea, precisamente, una realización de enorme trascendencia para la economía del estado de Yucatán.

Permítanme saludar con mucho aprecio al licenciado Alejandro Delgado Ayala, presidente del Instituto Nacional del Emprendedor, muchísimas gracias; le pido le transmita un saludo muy afectuoso a don Idelfonso Guajardo y todo nuestro reconocimiento, por esa gran labor que ha realizado los últimos meses en esta negociación tan importante, que sabemos que ha llegado a muy buen fin.

Quiero saludar, de igual manera, con mucho afecto, al licenciado Antonio Loret de Mola Gómory; lo digo con mucho protocolo, pero Pepe Loret, con un gran afecto, como él sabe que le tengo, presidente del consejo de Ciclo Corporativo.

Saludar a la maestra en Derecho Celia Rivas Rodríguez, presidenta del honorable Congreso del Estado; a las y los diputados al honorable Congreso del Estado que acá se encuentran, muchas gracias, aprovecho para reconocerles su labor porque, pues bueno, ya en unas 48 horas, estará tomando posesión una nueva Legislatura.

Aprovecho esta ocasión para hacer un reconocimiento por ese trabajo legislativo que han realizado por Yucatán durante estos tres años, que sin duda, deja un saldo muy positivo para nuestra entidad. Muchas gracias, diputadas, diputados.

Al señor presidente municipal, don Nicolás Pastor Coyoc Noh, presidente municipal de Kaua, muchas gracias; distinguida presidenta municipal de Valladolid, maestra Alpha Alejandra Tavera Escalante, muchas gracias, presidenta municipal.

Saludo con reconocimiento y respeto a los representantes, autoridades militares, navales, que se encuentran aquí presentes, muchísimas gracias; a los funcionarios que se encuentran aquí presentes; a los funcionarios que se encuentran aquí presentes; distinguidos presidentes municipales de esta región, muchísimas gracias por su presencia.

Porque sin duda, el gran proyecto del Centro de Carga Aeroportuario de esta gran región oriente de nuestro estado es, precisamente, para el beneficio, como su nombre lo indica, de toda esta gran región, una región productiva, una región con diferentes vocaciones y que, para que cada una de esas vocaciones sea desarrollada, se requiere un elemento esencial, como lo es la infraestructura, y ese es un paso muy importante que se está dando esta mañana: la infraestructura.

Inicio diciéndoles que me da una enorme satisfacción el ver, el constatar, cómo va tomando forma un proyecto de largo aliento, como lo es la rehabilitación y el reimpulso de este Aeropuerto de Chichén Itzá. Este es un Aeropuerto que, hay que recordar, tiene más de 20 años en su funcionamiento, pero cuando iniciamos la administración, asumimos una realidad: no se encontraba prácticamente en funcionamiento.

Y para un estado como Yucatán, que tiene grandes potencialidades y que aspira a crecer en su economía, no podemos darnos el lujo de que una infraestructura tan importante. Porque quiero decirles, este es un gran Aeropuerto, es un Aeropuerto que tiene una pista con una capacidad para que desciendan los aviones de mayor tamaño del mundo.

Pues después de varios años, también hay que decirlo, después de varios años de no estar en uso, pues requería una inversión importante, pero no sólo una inversión para que funcionara como un Aeropuerto sino complementarlo con vocaciones como, en este caso, el Centro de Carga Aeroportuario y, en general, un centro de carga como un gran nodo logístico.

Y en ese sentido, la pregunta obligada que nos hacemos es: ¿Qué significa para la economía de Yucatán, que el Gobierno y el sector privado inviertan en infraestructura, particularmente infraestructura logística? Como lo estamos viendo acá, que el sector privado a través de una empresa especializada como Ciclo y el sector público, y el nivel federal y estatal, sumamos esfuerzos para un propósito común, significa en una palabra: competitividad.

Porque a través de la construcción de infraestructura, validamos nuestras ventajas y conectamos a nuestros productores con la gran dinámica industrial que ha vivido Yucatán los últimos años. Ese fue el gran objetivo de mi Gobierno: darle a Yucatán un nuevo alcance local, nacional e internacional, posicionándolo como un polo logístico para los principales sectores de la economía.

Por ello, se han realizado inversiones históricas para la competitividad estratégica de Yucatán. Por ejemplo, en materia de transporte ferroviario, con el apoyo del Gobierno de la República, realizamos la primera inversión en construcción de vías férreas en más de un siglo, con la construcción del ramal ferroviario que conectará el nuevo Centro de Operaciones Ferroviarias de Umán con la Zona Industrial de Hunucmá.

Además, por supuesto, de la rehabilitación de la vía férrea de Yucatán, o mejor, de Valladolid hasta Coatzacoalcos. Para incrementar la competitividad de Yucatán en el transporte marítimo, se construyó, con el apoyo del Gobierno de la República, el nuevo viaducto alterno del Puerto de Altura de Progreso, un viaducto que tendrá un siglo de vida útil y que complementa al que fue construido en 1930.

Para modernizar nuestra red carretera, construimos, modernizamos y conservamos más de dos mil kilómetros de carreteras estatales y concluimos obras de vital importancia, como la ampliación de la Mérida-Chetumal, la carretera Mérida-Celestún y la construcción de pasos vehiculares a lo largo de todo el Periférico de Mérida.

Y por la gran importancia y potencial existente en el sector del transporte aéreo, desde el inicio de mi Gobierno, planteé que el noveno de mis 227 compromisos con Yucatán sería, cito: "reactivar el Aeropuerto Internacional de Chichén Itzá y establecer en éste un centro de carga"; ese fue un compromiso expreso que hicimos al iniciar nuestra administración, hace seis años.

Y la importancia de estas instalaciones refleja también la alineación que tuvimos como estado, la posibilidad de hacer con la visión del desarrollo nacional, del Gobierno de la República, con el que prácticamente iniciamos de manera conjunta.

Por eso, reconocemos y agradecemos el cumplimiento del compromiso del señor Presidente, Enrique Peña Nieto, que de la misma manera, había establecido el compromiso textual de "impulsar el aprovechamiento del Aeropuerto de Chichén Itzá, con la construcción del Centro Logístico y de Distribución de Valladolid".

Un compromiso que se cumple el día de hoy, con la puesta en marcha del Centro de Carga Aeroportuaria de Valladolid, como parte de ese gran proceso de rehabilitación del Aeropuerto de Chichén Itzá, que reitero, es un proceso de gran aliento, porque ahora estamos hablando de una vertiente específica, que es la carga, pero que este Aeropuerto tiene una gran vía de desarrollo y de impulso que, por supuesto, es la turística y aún otras vocaciones.

Un espacio, éste, que nos brinda la oportunidad de darle mayor alcance a nuestros productos y servicios, y de brindar a productores y comerciantes accesos eficientes para recibir insumos y exportar sus productos. Aquí, contarán con un espacio en el cual podrán almacenar sus productos y donde se les dará valor agregado. que los hará más competitivos a nivel local, nacional y mundial.

Estamos brindándole al oriente del estado mayores oportunidades de comercialización y expansión, que quedan al alcance de los pequeños productores, comerciantes y empresarios del oriente yucateco, ya sea de Valladolid o cualquier municipio de la región, oportunidades que por muchos años no se podrían aprovechar.

Y aquí vale la pena el comentario, encontrándose los presidentes municipales de la región: hemos hecho, en estos años, un gran esfuerzo para aprovechar nuestra producción agropecuaria y, particularmente, lo que se refiere al sector social. Nosotros tenemos una expresión: "no basta con producir bien o producir más; es necesario vender mejor, es necesario comercializar mejor".

La gran paradoja que existe en el sector agropecuario, fundamentalmente en el sector social, los presidentes municipales lo saben, es que en el mayor de los casos, sus productos los venden como productos primarios, sin aplicarles un valor agregado, aún cuando sea mínimo, aún cuando sea básico.

Y el hecho de empacar un determinado producto, como puede ser unas papayas o unos tomates, de darles un empaque, ese simple hecho, ya es aplicarle valor agregado y ni qué decir de otras fases.

Eso es lo que pretende un espacio como este: que los productores, tanto los del sector social como los del sector privado, puedan, de manera organizada, hacer uso de estos espacios, para aplicarle valor agregado a productos agropecuarios que se ven en municipios de esta región y que permiten que nuestros productores obtengan mayores márgenes de ganancia en su actividad.

Desafortunadamente, este Aeropuerto no lograba brindar al 100 por ciento los servicios que lo hicieran más competitivo, como lo es el almacenamiento de combustible o un centro de carga eficiente. Al no tener este Aeropuerto un centro de almacenamiento de combustible, limitaba enormemente sus condiciones para poder ser ofertado en los diferentes espacios de aerolíneas, etcétera.

Fue por dicho motivo que, con el pasar de los años, su uso no se incrementó como se esperaba, sino que se estancó, y debemos destacar que fue una disminución de la operatividad que no disminuyó los costos de mantenimiento del Aeropuerto.

Es importante señalar, y esta es una reflexión importante que se sepa y que se reitere, que este es un Aeropuerto propiedad del Gobierno del Estado, que cuenta con una concesión para su funcionamiento; que se encuentra este Aeropuerto en la carta mundial aeroportuaria, pero cuando iniciamos la administración, requería, lógicamente, un mantenimiento para que funcione.

Si se le dejaba de dar ese mantenimiento permanente, pues simple y sencillamente, corría el riesgo de que, al realizarse las inspecciones correspondientes, no cumpliera con los requerimientos y que pudiera ser, inclusive, retirada tanto la concesión como el hecho de estar ubicado en la carta mundial de navegación aeroportuaria. Eso implicaba que, aún no teniendo un funcionamiento real, sí le representara al Gobierno un costo anual, sin representar beneficios en el estado.

Y por eso, se tomó la determinación, como lo dijimos desde nuestro cuarto informe de Gobierno, de sumar esfuerzos con la iniciativa privada, precisamente con una empresa yucateca especializada, el Corporativo Ciclo, la concesión para operar este Aeropuerto, para hacerlo rentable y para darle condiciones de competitividad en un mercado mundial.

Y quiero externarles que me da mucho gusto, porque nosotros agradecemos y reconocemos ese gran apoyo que nos ha dado el Presidente Enrique Peña Nieto: como se ha informado, 60 millones de pesos de inversión para la realización y cumplimiento de este compromiso que, sumado a la inversión estatal y a la realizada de manera directa por la empresa Ciclo, supera los 123 millones de pesos aplicados en este Aeropuerto, a partir del proceso de rehabilitación del año pasado.

Y no sólo se encuentra aquí, en estas áreas de carga, sino en diferentes equipos e instalaciones que, bueno, también en el recorrido veremos; es decir, reitero lo que decía Pepe hace un momento: en menos de dos años, se ha superado la inversión que había sido anunciada para un periodo de cinco, y eso nos habla del gran potencial de este Aeropuerto y de su Centro de Carga.

Por primera vez en muchos años, podemos ver números positivos en estas instalaciones. Entre el año completo 2016 y los primeros siete meses de 2018, el número de pasajeros movilizados se ha incrementado en un 74 por ciento y, de mantener este ritmo los siguientes meses del año, el incremento se ubicará por encima de 120 por ciento.

Y se estima que, gracias ya al funcionamiento de este Centro de Carga Aeroportuario, en su momento, se puedan movilizar alrededor de 16 mil toneladas de carga vía aérea de forma anual, números que tienen una tendencia de desarrollo sin precedentes; números, hay que decirlo, que son optimistas.

Pero como todo lo que decimos y hacemos en Yucatán, se basan en un optimismo sensato, un optimismo con los pies en la tierra, un optimismo basado en el trabajo, producto del esfuerzo que estamos haciendo todos, autoridades y sociedad, con nuestras propias manos; por eso, podemos ver con optimismo al futuro.

La nueva infraestructura logística del estado impulsará el desarrollo en el oriente y en todas las regiones de Yucatán. Yucatán, como resultado de los proyectos para mayor conectividad que estamos realizando, como resultado del trabajo conjunto, se está posicionando como una plataforma logística a nivel nacional e internacional.

Este Aeropuerto forma parte del gran legado que tendrá Yucatán para afianzarnos como una potencia logística en toda la región del sur-sureste mexicano; este Aeropuerto, escuchémoslo bien, será la instalación que dinamizará nuestra competitividad logística en el sector del transporte aéreo, una competitividad basada en la mayor conectividad, la conectividad eficiente, y en incrementar el alcance de los productos y servicios que ofrece nuestro estado.

Producción agroindustrial, manufactura que brinde valor agregado, servicios logísticos, o bien, de mantenimiento, todos estos son sectores que se podrán beneficiar con los servicios que brindará este nuevo Centro de Carga Aeroportuario de Valladolid. Mayor conectividad e infraestructura logística significan empleo, oportunidades de negocios; significa una transformación de la dinámica económica regional.

Y aquí, reitero, nos estamos enfocando esencialmente al aspecto de carga, pero basta mencionar la gran avenida de desarrollo que el turismo le representa a Yucatán y a toda esta región, para hablar también del significado y la trascendencia de este Aeropuerto, y eso es lo que queremos para Yucatán, eso es lo que queremos que signifique este Aeropuerto y su Centro de Carga Aeroportuario.

Es una oportunidad que deben aprovechar plenamente todos nuestros productores, nuestra industria y también nuestros prestadores de servicios. Tenemos un gran Centro de Carga que contribuya a mantener el rumbo de la nueva economía de Yucatán, una nueva economía basada en la logística, pero fundamentalmente, en la competitividad.

Reconozco el trabajo y coordinación del sector privado junto con las dependencias federales y estatales, para que este proyecto marche hacia adelante. En particular, le agradezco y le reconozco mucho al Instituto Nacional de Emprendedores, porque ha sido un camino largo, ha tenido que haber un trabajo muy coordinado y siempre se ha encontrado el cómo sí se hagan las cosas, el cómo sí cumplir con la palabra empeñada del señor Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, a quien le pido le transmita un gran saludo y nuestro reconocimiento por el compromiso cumplido.

Y quiero, de manera particular, felicitar, agradecer y reconocer a Grupo Ciclo, a José Antonio Loret de Mola y a todo su equipo, por el trabajo que han realizado ya casi dos años en la visión, en el proyecto y en la implementación de los trabajos en este Aeropuerto, un trabajo que permitirá que Yucatán, reitero, se consolide como la plataforma logística del sureste mexicano.

Y de manera fundamental, que cumpla también con uno de los ejes de la visión para el desarrollo de Yucatán que trazamos hace seis años: que el desarrollo sea integral. Nosotros tenemos una gran capital, como lo es nuestra gran ciudad de Mérida, que tiene una enorme dinámica económica, pero también tenemos diferentes regiones en el interior del estado, cada una de ellas con potencialidades, con oportunidades que pueden y deben ser aprovechadas.

Y este es el caso, estamos seguros que este día lo recordaremos como un día muy importante, para el despegue económico para esta gran región oriente de nuestro estado. Enhorabuena a todos, muchísimas gracias.