Mérida, Yucatán, 24 de septiembre de 2018
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Entrega de estímulos a medallistas yucatecos

Sábado, 25 de agosto de 2018

Discurso pronunciado por el Gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello, en la entrega de estímulos a medallistas que participaron en la Olimpiada Nacional Juvenil, la Universiada, y los Juegos Deportivos Nacionales de la Educación Media Superior y Juegos Deportivos Escolares para primaria y secundaria 2018

Mérida, Yucatán, 25 de agosto de 2018.- De verdad, yo quiero compartir con ustedes algunas ideas porque me siento muy contento, muy emocionado, y porque es la última vez que voy a venir a hacer esta entrega como Gobernador, porque dentro de 30 y tantos días, ya no voy a ser Gobernador; entonces, lo que yo quiero es decirles qué es lo que pienso y qué es lo que siento.

En primer lugar, darles las gracias; las gracias porque todos ustedes, todos, desde los atletas, los padres de familia, para quienes pido un aplauso muy fuerte, a los papás, a las mamás y a los familiares, porque muchas veces pasa desapercibida su presencia, pero ellos son el verdadero motor.

Cuando se le cuelga la medalla al niño, a la niña, al joven, todos lo ven a él pero no ven todos esos días de entrenamiento que sus papás los tienen que llevar, ir a buscar, animarlos, apoyarlos, cuando están cansados, cuando están flaqueando, y ese gran respaldo familiar es el que les hace ser seres humanos positivos, sanos y, sobre todo, triunfadores.

Y resaltar el gran momento que está pasando el deporte yucateco, gran momento y hay que decirlo así, porque debemos sentirnos orgullosos de lo que estamos haciendo como tierra, como estado, porque lo estamos haciendo juntos.

Miren ustedes nada más qué estampa tan bonita tuvimos hace un momento, con yucatecas y yucatecos triunfadores en los Juegos Centroamericanos; fueron 18, ¿verdad, Juan? 18 atletas yucatecas y yucatecas que fueron a los Juegos Centroamericanos, y de los 18, obtuvieron 21 medallas. ¿Saben cuándo había sucedido eso antes? Nunca. Es un gran resultado para Yucatán.

Y eso nos indica que, si seguimos por este camino, en el futuro próximo, vamos a ver resultados así de positivos en Centroamericanos, en Panamericanos, en Olímpicos, porque de algo no nos debe quedar duda: estamos yendo por el camino correcto y ese camino correcto nos lo indica lo que dice esta camisa, que me la puse porque, como verán, todos los compañeros del IDEY tienen sus camisas verdes.

Yo me puse mi camisa verde como una señal de fraternidad para todas mis compañeras y mis compañeros del IDEY que, durante seis años, le han echado muchas ganas, han puesto todo su esfuerzo y yo les agradezco mucho lo que han hecho por el deporte de Yucatán. Un aplauso para todas las compañeras y compañeros del IDEY, yo soy un compañero más de todos ustedes.

Fíjense ustedes: ganamos el cuarto lugar, es lo que dicen estas camisetas, el cuarto lugar nacional en las Olimpiadas. Lo ganamos por primera vez el año pasado, en 2017, ¿se acuerdan? Nunca antes Yucatán había ganado el cuarto lugar; en alguna ocasión, habíamos ganado el quinto, creo que cuando estuvimos de local, en el 2011, pero nunca habíamos ganado el cuarto y, en el 2017, ganamos el cuarto lugar.

Yo quiero compartirles que una persona me comentó en esa ocasión "oye, ¿sabes qué es lo que me dijeron el otro día que fui a caminar allá, al estadio? Que qué bueno que habíamos ganado el cuarto lugar, pero que igual y había sido casualidad". Bueno, la verdad, no usó la palabra "casualidad", pero era una palabra que igual empieza con "ca", con c-a, y que "a ver cómo nos va este año" y que, este año, nuevamente ganamos el cuarto lugar.

Eso, ¿qué quiere decir? Quiere decir algo que yo espero que les acompañe a ustedes en toda la vida, una reflexión de vida: lo importante no es llegar, lo importante es mantenerse, y eso es para lo que siempre debemos luchar y estar preparados.

Alcanzamos el cuarto lugar el año pasado, lo mantuvimos este año, no estaré yo como Gobernador el próximo año, pero la verdad, deseo con todo mi corazón, fervientemente, que Yucatán ratifique ese cuarto lugar y que, seguramente, en algún momento, se darán condiciones para seguir ascendiendo en los peldaños.

Y ahora, que concluimos la administración, es importante señalar algo que lo digo en todos los ámbitos: lo importante de cumplir compromisos. Hace seis años, cuando ustedes nos dieron su confianza y nos permitieron llegar a la gubernatura, hicimos compromisos muy concretos: el compromiso de mejorar la infraestructura deportiva de Yucatán.

Y bueno, no voy a hacer un repaso, pero simplemente, este magnífico espacio que nos alberga habla de las múltiples obras que se hicieron para mejorar las instalaciones deportivas en Yucatán. Basta decir que, este año, para ir a prepararse a los Juegos de Barranquilla, Colombia, la Selección Nacional vino precisamente aquí, a Yucatán, y no por otra razón; por una parte, porque el clima es similar, pero por otra parte, porque existen las instalaciones deportivas para ello.

También hicimos el compromiso de fortalecer a nuestros cuerpos técnicos, a nuestros entrenadores en cantidad, en calidad. Hicimos el compromiso de fortalecer la política de viajes de fogueo, específico. En fin, los diferentes compromisos que hicimos se fueron cumpliendo, y cuando las metas se van atendiendo con disciplina, con orden y con un método, por supuesto que los resultados llegan.

Por eso, hoy estamos en cuarto lugar, y ¿qué significa que estemos en cuarto lugar? Significa que aun cuando somos un estado que nada más representa el dos por ciento de la población, hay estados mucho más grandes que nosotros en población, nosotros tenemos la capacidad de organizarnos mejor, de estructurar metodológicamente mejor nuestra actividad deportiva y de alcanzar más medallas.

Algo de lo que me siento muy orgulloso y no quiero dejar de decirlo, el hecho de garantizar igualdad de oportunidades a los atletas de todo el estado. Cuando empezamos la administración existían en Yucatán siete Centros Regionales en el interior del estado, que habría que decirlo con objetividad, funcionaban de una manera un poco limitada.

Hoy, ustedes saben, contamos con 14 Centros Regionales en diferentes municipios del interior del estado con equipamiento, con infraestructura, pero sobre todo, con entrenadores que están preparando a los jóvenes de todo el estado. Y saben qué resultado ha dado eso, algo muy sencillo: en esta Olimpiada las medallas provenientes de jóvenes de municipios del interior del estado, es decir, municipios diferentes a Mérida, han crecido en estos seis años casi en un 70 por ciento. Anteriormente, las medallas más bien se obtenían centralizadamente en Mérida, ahora ya Mérida sigue creciendo en las medallas que da, pero el interior del estado ha crecido mucho más, y eso es un ejemplo muy claro.

Le preguntaba yo a Josué, que por aquí anda, ahí está Josué. Le digo, "Josué, hace 12 años o hace seis años, cuando estaba yo entrando de Gobernador, ¿tú que estabas haciendo?". Me dice, "fui a la Olimpiada, gané medalla de oro, a la Olimpiada Juvenil en el 2012, fíjese". Hoy, en el 2018, ya obtener una medalla de bronce en unos juegos centroamericanos con su edad, con su juventud, con su fortaleza y con esa hambre de triunfo, yo estoy seguro que él nos va a dar muchas satisfacciones en el futuro próximo como todos los medallistas de los centroamericanos.

Eso es lo que hemos hecho juntos y por eso, en esta ocasión, por última ocasión en mi sexenio, como puntualmente lo hice los seis años que fui como Gobernador, hoy venimos a darles las gracias por esas medallas que le han entregado a Yucatán, porque cada medallas es un mensaje de éxito, es un mensaje que nos dice "sí se puede", es un mensaje que nos dice "somos triunfadores, somos de la cultura del éxito, podemos alcanzar las metas que nos vamos proponiendo, somos un pueblo que está llamado a mirar al sol de frente, a tener siempre la frente en alto y a luchar y a obtener triunfos".

Y, por supuesto, además de darles las gracias, como lo hemos acostumbrado en todos estos años, darles un estímulo económico que sabemos muy bien que les servirá para o bien comprarse un equipo para el deporte o ahora que empiezan las clases comprarse algo que lo requieran, o también se vale si se quieren ir al cine o a comer un helado con su novio, con su novia o con quien quieran, porque se lo han ganado; ese recurso es para ustedes.

Y miren, a mí no me gusta ni cuestionar ni comparar, a mí simplemente me gusta decir lo que nosotros hacemos. Yo veo y observo en otras latitudes y en otros tiempos, cómo, por ejemplo, si ganas una medalla de oro pues te dan una cantidad o un apoyo, pero ya si ganas dos, pues te dan la mitad por la segunda o un porcentaje.

Y como se los dije desde el primer año cuando ganamos, cuando cambiamos esa regla y dijimos, "el estímulo es por medallas y es el mismo estímulo ganes una, dos o diez medallas, y les voy a decir por qué. Estos seguro, y ustedes lo saben mejor que yo, que el mismo esfuerzo cuesta ganar una medalla que otra medalla, que otra medalla. No es más fácil ganar una que ganar otra, así que lo justo es que el estímulo que se otorgue sea el mismo para todas las medallas.

Muchas gracias, muchas felicidades, échenle muchas ganas, siempre piensen en Yucatán, siempre tengan a Yucatán en el corazón, porque yo, en los próximo treinta y tantos días, como Gobernador lo tendré muy sólido y después del primero de octubre, con mayor razón, seguiré queriendo y amando a ésta gran tierra, que es nuestro estado de Yucatán.

Felicidades y sigan haciendo de Yucatán un estado triunfador.