Mérida, Yucatán, 25 de septiembre de 2018
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Toma de compromiso a la mesa directiva del Consejo Empresarial Turístico de Yucatán A.C.

Viernes, 22 de junio de 2018

Discurso del Gobernador Rolando Zapata Bello en la toma de compromiso a la mesa directiva del Consejo Empresarial Turístico de Yucatán A.C.

Buenos días tengan ustedes, amigas y amigos. Yo quisiera en esta atmósfera de fraternidad que es a la que nos convoca el Cetur precisamente esta mañana, en esta toma de compromiso, compartir con ustedes algunas reflexiones muy puntuales.

El día de ayer me dio mucho gusto ver cómo en un medio nacional se hacía referencia, a manera de infografía de diferentes, digámoslo así, del estado de las cosas de Yucatán en estos años. Se hablaba y se hacía referencia a cómo nuestro estado ha tenido un crecimiento económico estos seis años muy por encima de la madia nacional.

De cómo ha disminuido la pobreza también por encima de los niveles del ámbito nacional, así como diferentes indicadores que nos marcan, a fin de cuentas, que le hemos dado juntos un buen rumbo a nuestro estado en estos años.

Y yo quisiera significar que ha sido, sin duda, el sector turístico un elemento fundamental, una columna fundamental para alcanzar estos propósitos, tanto de crecimiento económico como la ampliación de las condiciones de bienestar para todos los yucatecos.

Y lo digo así porque siempre hemos sabido, y de hecho es un elemento que nos hace sentirnos muy orgullosos de nuestra tierra, que por las riquezas naturales, arqueológicas, arquitectónicas que tiene nuestro estado, podemos decir que Yucatán es de los pocos lugares –y esto es algo que ustedes me explicaron- donde se puede disfrutar del turismo de playa.

Pero no únicamente, sino comparar lo que ofrece la costa en el centro de nuestro estado, la costa en la parte oriente o la costa en la parte poniente con Celestún, aún en nuestra misma costa tenemos un mosaico de belleza de playa.

Las bellezas coloniales que ofrecen diversas ciudades de nuestro estado, pero por supuesto nuestra gran capital, la ciudad de Mérida. Qué decir de nuestras zonas arqueológicas que tanto le dicen al mundo y a la humanidad.

Nuestros cenotes y el turismo de naturaleza, todo lo que Yucatán tiene para ofrecer: gastronomía, cultura, tradiciones, armonía, seguridad, en fin, todo. Pero, siempre le hemos definido así, el vehículo que conduce o que conecta esa riqueza que tiene nuestro estado con el bienestar de sus habitantes se llama turismo.

Porque es precisamente a través de la actividad económica llamada turismo que todos esos atractivos, que permiten que cada vez vengan más visitantes a nuestro estado, generan economía y riqueza a través de empleos en el sector turístico y de servicios, que se conviertan en bienestar para miles y miles de familias.

Y eso es lo que ha sucedido en Yucatán en estos años, y bien lo dijo Jorge y lo puntualizó Jaime: no fue producto de la casualidad. No fue producto de la casualidad, fue producto del trabajo comprometido de cada uno de los sectores, de cada uno de ustedes.

Fue producto de la corresponsabilidad donde cada quien hizo, de la mejor manera, la parte que le correspondía para alcanzar las metas que juntos nos habíamos trazado desde un principio. Y esas metas habían sido muy claras, si a algo nos comprometimos al inicio de la administración, y en eso fue Jorge un tenaz auditor, es que no hubieran ocurrencias.

Que el Gobierno hiciera su tarea y su trabajo como yo creo que lo debe de hacer, haciendo siempre lo obvio, haciendo siempre lo que las condiciones y las circunstancias indican que se debe realizar. Y en el sector turístico era muy claro y así nos lo significaron.

Mayor conectividad, mayor promoción y promoción especializada, infraestructura idónea y calidad de servicios, fundamentalmente a través de la capacitación y de diferentes aspectos. Estas cuatro grandes columnas se describieron y se fueron delineando con acciones específicas.

Y que, no se trata por supuesto de dar un informe, pero a la luz de los resultados que compartimos podemos decir que vamos por buen camino. Que Yucatán ha entrado en una nueva etapa en su vida turística.

Y que, por supuesto, tienen mucho por avanzar estos cuatro aspectos esenciales para el desarrollo turístico, asentado sobre una sólida base que es la armonía que se vive en nuestro estado, la seguridad, la hospitalidad de los habitantes, en fin.

Estas cuatro columnas que nos han permitido impulsar la actividad turística pero también algo muy importante que no es cosa menor y que es esencial para que mantengamos vigente esa agenda turística en nuestro estado.

Desde el primer día nos fijamos la meta de romper esos picos estacionales que afectaban al turismo del estado, que nos hacían que en épocas vacacionales tuviéramos ocupaciones de arriba del 90 por ciento, pero que en determinados meses del año, varios y muy marcados, tuviéramos caídas sensibles y muy notarias en las visitas y eso generaba grandes desequilibrios para el sector.

Hoy podemos decir que hemos avanzado notoriamente en esa estabilidad y en esa cifra de visitantes, y también podemos decir venturosamente que ha incrementado como parte sustancial de esa estabilidad de nuestros visitantes.

Que Yucatán ha crecido mucho en su industria, servicios, desarrollo inmobiliarios, en las diferentes actividades económicas y eso propicia un gran número de visitantes que vienen por motivos de negocio, de comercio, industria y que de igual manera ocupan todos los servicios turísticos.

En fin, esta es una ruta que visualizamos juntos hace poco más de seis años, que hemos construido juntos y que hoy podemos decir, le reporta resultados muy claros a nuestro estado las diferentes acciones que aquí se han presentado.

Y yo quisiera decirles que hay un punto que me gustaría señalar, específicamente, porque es cierto, es importante que siempre se mantenga vigente una agenda, una agenda dinámica, una agenda que siempre sea para mejorar y en esa agenda hay un asunto que efectivamente se encuentra ahí, la remodelación o actualización del parador turístico de Chichén Itzá.

Y hoy les quiero decir que hay un avance sustancial y que es importante que todos lo compartamos, existe ya un proyecto ejecutivo, que suena fácil decirlo pero que llevó varios años realizarlo, porque aquí se encuentra el señor delegado y lo sabe bien, las propias condiciones de un sitio tan importante verdaderamente generaba condiciones técnicas complejas para armonizar las necesidades del sector y las disposiciones y las normativas.

Este es un gran avance sustantivo de gran relevancia que está a disposición de todo el sector y yo estoy seguro que sin duda le dará cauce a una solución definitiva a esta problemática y a esta necesidad.

Por lo demás, yo les puedo asegurar que Yucatán y su turismo tienen un futuro creciente, las condiciones que se han establecido, las bases que ya teníamos y que hemos consolidado con elementos muy concretos en estos tiempos, hablamos del Centro Internacional de Congresos, pero también del Palacio de la Música que próximamente estará por inaugurarse, que sin duda será también un nuevo atractivo para nuestra ciudad y nuestro estado, a fin de cuentas nos genera las condiciones para mirar el futuro con optimismo, que yo creo que es a lo que debe de aspirar toda sociedad.

Pero mirarlo con optimismo no de una manera fantasiosa o sin bases sólidas, un optimismo sensato, con los pies bien puestos sobre la tierra, pero también un optimismo que siempre nos permita tener muy claro y llevar por delante la grandeza de nuestra tierra, el orgullo que debemos sentir siempre por Yucatán, por México y que el turismo; repito, es un vehículo para que esa grandeza se convierta en bienestar para miles y miles de personas que aún lo necesitan.

Enhorabuena a todos y muchas gracias por este trabajo corresponsable que hemos realizado juntos estos años. Muchas felicidades.