Mérida, Yucatán, 24 de junio de 2018
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Entrega de reconocimientos por antigüedad a trabajadores del Gobierno del Estado

Miércoles, 6 de junio de 2018

Discurso del Gobernador Rolando Zapata Bello durante la entrega de reconocimientos por antigüedad a trabajadores del Gobierno del Estado

Mérida, Yucatán, 6 de junio del 2018.- Muchas gracias amigas, amigos todos, compañeras, compañeros todos. De verdad me siento contento pero sobre todo emocionado por esta importante ocasión.

Permítanme primero saludar a Jervis García, secretario General del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Ejecutivo, muchas gracias Jervis, muchas gracias a todo su comité, a todos los delegados porque siempre ha quedado muy clara la posición del Sindicato, que es una posición de búsqueda de mejores condiciones pero siempre a través del diálogo, de las propuestas y sólo de esa manera hemos podido construir un ambiente de trabajo para el desarrollo de nuestro estado. Así que mi reconocimiento Jervis a ti y a todo el Sindicato, muchas gracias.

Saludar al maestro Alfredo Dájer, secretario de Administración y Finanzas, a quien le toca conducir todos estos procesos con un gran equipo a quienes saludo con mucho reconocimiento, a todos los funcionarios, secretarios, a todos quienes se encuentran aquí. Yo sé que del reconocimiento que se tiene para cada una y cada uno de los colaboradores.

Quiero saludar de igual manera a cada una y cada uno de los compañeros que se encuentran aquí en este presídium, pero representando muy bien a las y los compañeros, que alcanzan 10, 20, 25, 30, 35, 40 años de antigüedad, que se dice fácil pero que nosotros sabemos que significa toda una historia de vida en las personas y también parte de la historia de nuestro estado, porque a fin de cuentas una administración de seis años lo que representa es una etapa en la historia sostenida de una gran entidad como lo es el Gobierno, de una gran entidad como lo es Yucatán.

Por eso les digo con gran emoción, saludando aquí a Maricarmen, muchas gracias a todos y cada uno de ustedes, decirles con gran emoción que ahorita que estaba yo sentado, me emocionó mucho desde que entré y empecé a saludarles porque veo en cada rostro amistad, veo innumerables rostros que hemos conocido y reconocido fundamentalmente a través del servicio público, pero también en un ambiente de fraternidad.

Y ahora que estaba yo sentado aquí cuando empezó el evento y yo me imaginaba lo que representa tantos años de servicio, no pude menos que recordar un día del año de 1991, en el que entré a laborar a la Secretaría de Desarrollo Rural.

¿Se acuerdan? Claro que sí, tenía yo 22 años, así que puedan sacar sus cuentas tengo 49 y este año cumplo medio siglo, en el 68 nací y ahora estamos en el 2018. Han pasado ya 27 años de eso. Pero yo recuerdo y ver hoy el rostro de mis compañeras y de mis compañeros, con los que estuvimos ahí laborando y recordar esa pasión y ese compromiso, lo mismo cuando nos íbamos con los compañeros al sur del estado a apoyar a los apicultores, a los maiceros; o al oriente, a apoyar a los ganaderos, ver toda el área de planeación integrando los expedientes para gestionar los recursos, sin importar si era sábado, domingo y si había evento para entregar apoyos, aunque fuera domingo a cualquier hora ahí presentes.

¿Cómo no reconocer ese compromiso con la sociedad? Pasar por Desarrollo Rural me dejó grandes experiencias, yo tenía todo el ímpetu de la juventud, recién egresado, me dejó grandes cosas pero hoy les quiero decir que me dejó también algo para toda la vida, me dejó al amor de mi vida, Sarita porque allá la conocí, ella también laboraba allá en Desarrollo Rural, ahí la conocí, fuimos novios ocho años y hoy ya llevo 16, 17 años de estar casado con mi esposa y ahí la conocí en Desarrollo Rural.

Y después en el 96, que tuve el alto privilegio de ser el oficial Mayor del Gobierno, ver, conocer, reconocer ese gran compromiso esencialmente administrativo, logístico, que tenía a cargo en la Oficialía Mayor, desde los compañeros que les tocaba armar los eventos, colocar todos los implementos para un evento, hasta todo lo relacionado con los procesos administrativos y ahí conocí a Edwin y a muchos compañeros muy dedicados.

Pasado el tiempo también recuerdo el año del 2007 en el que tuve también el alto privilegio de ser el secretario General de Gobierno y ahí en la Secretaría General ahí estuve con Silvia, ahí en el despacho y a muchos compañeros de todas las áreas que representa la Secretaría de Gobierno.

Desde ahí pude ver el gran compromiso que tienen los servidores públicos con su estado y qué decir estos más de cinco años y medio en los que desde el máximo privilegio que he tenido en mi vida como servidor público y como ser humano, que es el de ser Gobernador de Yucatán, constatar que está vigente ese compromiso, entusiasmo, dedicación de cada uno de ustedes para cumplir con la parte que les corresponde.

Yo siempre lo he dicho compañeras y compañeros, yo tengo una expresión, yo digo no hay grandes tareas ni pequeñas tareas, simplemente hay tareas por realizar y personas dispuestas a realizarlas y realizarlas bien. Y ese es el ejemplo de nuestro Gobierno, cada quien tiene una tarea por realizar, no hay tareas más importantes, ni menos importantes, cada tarea forma parte de la gran tarea conjunta que tenemos que es la de servir al pueblo, que es la de cumplirle a la sociedad.

¿Y saben qué? Hoy la expresión más clara que les quiero transmitir es una: muchas gracias. Muchas gracias por ese gran empeño, por ese gran esfuerzo, dedicación porque ese esfuerzo que ustedes realizan todos los días, desde el espacio de la administración pública que les corresponde, cumpliendo es lo que nos permite hoy a nivel nacional ser un referente.

Les voy a contar una anécdota muy breve porque la he dicho ante diferentes sectores productivos y ante diferentes sectores empresariales, y creo que es muy justo decirla aquí frente a ustedes. La enorme satisfacción que me dio hace algunas semanas.

Un día estaba yo en la noche viendo la televisión, ya era casi la madrugada y al ir pasando los canales vi que había una mesa de análisis, donde había diferentes especialistas hablando de temas públicos por decirlo así de todo el país y de pronto se dio un dato, ni siquiera recuerdo bien de qué materia y se ponía como ejemplo que en Yucatán estaban muy bien las cosas.

Y ahí uno de los especialistas, este señor Ugalde, que fue inclusive del DIF, le dijo a los otros de la mesa "oigan sí está muy bien Yucatán, oigan qué pasa en Yucatán, qué es lo que pasa que de Yucatán nada más oímos buenas noticias, qué pasa en Yucatán que de Yucatán nada más oímos cosas buenas, que todos quieren ir a visitar Yucatán, que todos quieren ir hacer negocio a Yucatán".

Y ya ahí estuvieron haciendo unos comentarios positivos al estado, ya era tarde en la noche, yo estaba ahí sentado en mi sillón viendo la tele y yo dije cómo me gustaría estar ahorita sentado en esa mesa y poder responder.

¿Qué es lo que pasa en Yucatán, que damos buenas noticias? Que simple y sencillamente que cada yucateca y yucateco está cumpliendo con la parte que le corresponde y la está cumpliendo bien. Eso es lo que pasa en Yucatán compañeros.

Por eso muchas gracias y a mí cuando escucho que se hace referencia a que soy el Gobernador mejor evaluado de México yo siempre digo más que el Gobernador mejor evaluado, somos el Gobierno mejor evaluado porque el trabajo lo hacemos todos, porque la chamba la realizamos todos, cada quien en su espacio, cada quien cumpliendo su tarea, no podría haber buen Gobernador si no existieran muy buenos trabajadores, excelentes trabajadores cumpliendo con su responsabilidad.

Por eso les digo muchas gracias y se los digo más allá de la satisfacción que nos pueda representar el saber y sentir que estamos cumpliendo con la parte que le corresponde, que le estamos cumpliendo a la sociedad que confió en nosotros para representarla en estos seis años.

Más allá de eso lo que nos debe dar gran satisfacción es que estamos contribuyendo al bienestar del estado, estamos permitiendo que el estado crezca, que se generen empleos, que disminuya la pobreza, que hayan oportunidades en educación para todos, que hayan servicios de salud para todos, que hayan condiciones para que los sectores productivos crezcan y se desarrollen, en fin, que haya condiciones para vivir con bienestar y todo sobre una base de armonía, de seguridad y de paz, que es lo que garantiza nuestra convivencia.

Por eso finalizo como inicié: muchas, muchas gracias. Es verdad el próximo año ya no seré Gobernador y no tendré la ocasión de estar aquí con ustedes en eventos tan significativos como este pero siempre seré yucateco y tengan la seguridad que seré un amigo agradecido con cada una y con cada uno de ustedes por lo que han hecho y seguiremos haciendo hasta el 30 de septiembre del 2018, que es el último día de nuestra administración, seguiremos cumpliéndole a Yucatán y cómo no hacerlo con este gran equipo de trabajo.

Vamos a seguir trabajando amigas y amigos y muchas gracias por todo lo que han hecho por Yucatán, gracias.