Mérida, Yucatán, 20 de junio de 2018
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Inicio de construcción de la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES), y firma de convenio general de colaboración entre la UNAM y la UPY

Viernes, 2 de febrero de 2018

Discurso pronunciado por el Gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello, durante el inicio de construcción de la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) de la UNAM-Unidad Mérida, y firma de convenio general de colaboración entre la UNAM y la UPY

Ucú, Yucatán, 2 de febrero del 2018.- Muy buenas tardes tengan todas y todos ustedes. Qué enorme satisfacción nos da estar este día juntos y que lo que nos reúna sea precisamente fortalecer la capacidad de nuestro estado para la formación de nuestro capital humano, que nosotros siempre hemos expresado es la gran fortaleza que tiene nuestro estado, Yucatán.

Me da un enorme gusto darle la bienvenida a su casa a un gran amigo de Yucatán a el doctor Enrique Graue, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, bienvenido señor rector, esta es su casa, se le aprecia, se le respeta.

Porque como bien expresó el señor secretario General de la UNAM, a quien saludo de la misma manera y con él a todos los distinguidos funcionarios, el gran equipo de la UNAM que hoy se hace presente aquí en Yucatán, este es un momento que visualizamos juntos hace ya algún tiempo, como otros compromisos y otras acciones que visualizamos para fortalecer no únicamente la presencia de la UNAM en Yucatán, sino fundamentalmente esa gran alianza que nos permite trabajar juntos, generar sinergias por Yucatán y por México.

Quiero saludar al doctor Raúl Godoy Montañez, secretario de Investigación, Innovación y Educación Superior, muchas gracias, al doctor Gildardo Sánchez, rector de la Universidad Politécnica de Yucatán, señor rector, a los distinguidos legisladores federales, estatales que nos acompañan esta mañana.

A todos los funcionarios universitarios, reitero que se encuentra aquí presentes, a representantes de la comunidad académica de Yucatán, muchísimas gracias todos por su presencia siempre distinguida, a los representantes de la Universidad Autónoma de Yucatán.

A los estudiantes de la UPY, los saludo siempre con mucho entusiasmo, hace 15 días que estuvimos en nuestro Informe tuvieron una distinguida participación y siempre la tendrán por lo que representan para nuestro estado.

Fíjense ustedes que hace un momento cuando veníamos, precisamente venimos del Parque Científico Tecnológico, donde de igual manera acabamos de inaugurar junto con la Universidad una Litoteca, una serie de laboratorios de estudios de geofísica, de análisis de la tierra y de realizar una serie de acciones muy importantes a las que me referiré posteriormente, pero veníamos en el camino y le hacía un comentario al señor rector y él me decía es importante decirlo, compartirlo, que la gente lo sepa.

Miren, si hay un propósito fundamental para todo Gobierno es tener la capacidad para generar las condiciones para que en su estado haya inversión, porque esa inversión es la que genera el empleo y el empleo es lo que a fin de cuentas genera el bienestar de las familias. Las condiciones para que una familia pueda generarse las condiciones básicas de bienestar.

Y leía hace algún tiempo en una revista especializada que esa lucha o esa competencia legítima, válida que todos los estados y todas las entidades realizan por atraer, por llevar inversiones a sus respectivos estados, cuando una empresa, industria de cualquier sector pretende establecerse y está buscando dónde, pues por supuesto que los estados hacemos nuestra lucha para que lleguen a tu estado, a tu entidad.

Y este análisis especializado decía, esa competencia no debe darse precisamente en cuanto a incentivos, es decir qué entidad da más en cuanto a incentivos para que venga a establecerse al estado. Decía ese análisis, esa competencia debe darse en lo que realmente y a profundidad interesa hoy a las empresas, que es fundamentalmente condiciones de seguridad, de armonía, de paz, condiciones de infraestructura, como estamos construyendo en Yucatán, pero fundamentalmente la capacidad que tenga esa entidad para formar al capital humano necesario para las empresas, para las industrias, fundamentalmente las que están apuntando hacia el futuro.

La economía del conocimiento, las manufacturas avanzadas, las tecnologías de la información y comunicación, vaya, todas esas disciplinas disruptivas que vemos que hoy van dominando la economía del mundo y, precisamente, es allí hacia donde está apuntando Yucatán.

Hay quien dice que siempre toda sociedad debe conducir sus pasos hacia donde está yendo el futuro, y es precisamente lo que juntos estamos haciendo en Yucatán, y queremos conquistar ese futuro precisamente a través de la innovación.

Esta frase que hasta hace unos años para muchos era muy lejana de nuestra realidad, ahora la tenemos al alcance porque Yucatán ya cuenta con un sistema de innovación y educación superior único en todo México.

Yucatán cuenta con plataformas de conocimiento, plataformas de vanguardia, plataformas de nuevos procesos y de nuevas tecnologías, plataformas de innovación y plataformas de capital humano gracias a la presencia de instituciones académicas, centros de investigación y empresas de base tecnológica que han trabajado de forma conjunta con el sector público.

Y hoy más que nunca nos debemos de sentir todos muy orgullosos del rumbo que juntos – lo subrayo porque no ha sido por mucho labor única del Gobierno – es un rumbo que juntos, Gobierno haciendo su parte pero cada sector de la sociedad haciendo su parte también, hoy podemos decir que le hemos dado este rumbo a Yucatán.

Y hoy, precisamente, es un día que consideramos histórico, un día muy significativo para nuestro estado, señor rector, precisamente por la reflexión que hacía al inicio, porque esa reflexión que nos indica la necesidad de toda sociedad de generar permanentemente los empleos, los espacios que nuestra juventud demanda, que la juventud necesita para trabajar, para producir, para generar sus propios proyectos, precisamente sólo se hacen con la formación, con la capacidad para formar al capital humano.

Es decir, con la educación y a partir de este día se fortalecerá e incrementará la presencia y participación en todo este gran ecosistema que estamos construyendo los yucatecos de la Universidad Nacional Autónoma de México, la más importante de todo el país y una de las mejores universidades del mundo para el orgullo de todos los mexicanos.

Y lo hará a través de la Escuela de Educación Superior de la UNAM, un proyecto que anunció el señor rector Enrique Graue en la gira que realizó en nuestras tierras en junio de 2016. Y a partir de ese momento, el proyecto avanzó gracias al esfuerzo conjunto y hoy ya contamos con la donación de los terrenos en los que la ENES Yucatán se erigirá.

Hoy, tal como lo expresé hace apenas unos días en mi Informe de Gobierno, la ENES inicia su proceso de construcción gracias al esfuerzo y compromiso de la UNAM y al trabajo que hemos realizado de forma conjunta.

Como lo hemos escuchado, en esta gran institución educativa se impartirá las Licenciaturas en Manejo Sustentable de Zonas Costeras, Desarrollo y Gestión Interculturales, Ciencias Ambientales y Ciencias de la Tierra.

Estos programas de estudio, y eso es muy importante, que representan alternativas en las áreas socioeconómicas, humanidades, antropológicas, físicas, químicas y planetarias, ofrecerán las herramientas necesarias para que como sociedad podamos transitar hacia un mejor mañana para las generaciones presentes y futuras.

Un mañana consciente, sostenible y eficiente en el uso de nuestros recursos naturales. Y es que Yucatán es un estado caracterizado por la riqueza cultural y la gran tradición heredada de nuestra gran cultura maya, pero también poseemos un acervo natural y geofísico único.

Las características geográficas que posee nuestro estado y la región en la que se encuentra, son resultado de condiciones muy particulares. Comprender esos procesos naturales nos permitirá conocer de mejor manera nuestro planeta y los eventos que le dieron sus características actuales.

Estudiar e investigar las características de nuestra región es clave para poder comprender los cambios geofísicos, así como sus causas y sus consecuencias. Además, nos permitirá tener un conocimiento más profundo del cambio climático, lo que resulta fundamental en una región tan vulnerable a este fenómeno como lo es toda la península de Yucatán.

Y, a la vez, nos permitirá comprender de qué manera podemos aprovechar nuestros recursos de una manera más eficiente y más sustentable. Por eso, es de gran relevancia el conocimiento que será impartido y profundizado en la ENES Yucatán. Un conocimiento que se expandirá a través del trabajo conjunto con las demás universidades e instituciones de investigación.

Es el caso, en primer lugar, del diálogo que a partir de hoy y que, cómo escuchábamos, tiene antecedentes muy claros, se profundizará entre la UNAM y la Universidad Politécnica de Yucatán, la primera en el país especializada en tecnologías de la información y comunicación.

Un diálogo que servirá para estrechar los lazos que desde 2013 estamos fortaleciendo con la UNAM y que, estoy seguro, resultará en nuevas tecnologías y nuevos procesos innovadores que mejorarán la vida de todos los mexicanos. Muchas, muchas gracias señor rector Enrique Graue, por impulsar este diálogo tan importante entre la UANM y Yucatán.

En segundo lugar, la ENES y sus estudiantes contarán con una amplia red de institutos y laboratorios especializados en sus áreas de estudio. Y ese es el caso de la Litoteca y los laboratorios de geofísica de la UNAM que acabamos de inaugurar hace apenas un par de horas.

Con estos proyectos, la máxima casa de estudios de México seguirá aportando su invaluable conocimiento en las áreas de análisis de núcleos de perforación, petrofísica, geoquímica, entre otros. Y, sumado a estas nuevas instalaciones, hoy mismo se realizó la firma de un decreto para la creación del Instituto de Investigación Científica y Estudios Avanzados de Chicxulub.

El importante objetivo de este instituto es conjugar los esfuerzos que se realizarán en espacios como los laboratorios de geofísica de la UNAM y la Litoteca, para profundizar nuestro conocimiento de esta región y sus características, y así poder transitar hacia un futuro de eficiencia y sustentabilidad.

Recordemos las consecuencias ambientales, naturales y biológicas que tuvo el impacto del meteorito de Chicxulub hace 66 millones de años. Conocerlas, analizarlas y explorarlas nos permitirá tener mejores conocimientos y desarrollar nuevas tecnologías en materias como el cambio climático y el uso de los recursos disponibles.

Pero también, vinculando todo esto que les he expresado con la prospectiva de apuntar a la economía del conocimiento. Nosotros sabemos que en nuestro país se ha realizado una profunda reforma energética que abre el espacio y el espectro privado para la exploración y explotación.

Y por supuesto que todo eso viene precedido de un profundo proceso de investigación y exploración. Ahí, en esa gran reforma de nuestro país, como decíamos hace un momento aquí con el doctor Godoy, Yucatán ha levantado la mano.

Pero ha levantado la mano para ser un polo y un espacio precisamente para la prestación de servicios de alto nivel, la prestación de servicios especializados para todas estas grandes industrias y empresas que realizarán grandes inversiones en procesos de investigación y de exploración, y que encontrarán aquí en Yucatán los laboratorios, las instalaciones, la infraestructura pero, sobre todo, el capital humano altamente calificado para realizar todos esos procesos.

Por eso decimos que Yucatán está apuntando a la economía del conocimiento, a la economía del futuro. Porque es precisamente a través de la investigación, de la tecnología y de la educación superior que hemos puesto a Yucatán, reitero, en el rumbo de la innovación para poder conquistar el futuro, un futuro con las condiciones de bienestar y desarrollo a las que aspiramos todos los yucatecos y todos los mexicanos.

Bienvenida la ENES de la UNAM a la tierra del Mayab, la tierra de la innovación, la tierra del futuro. Muchas gracias señor rector y muchas gracias a todos.