Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Día del Ganadero

Miércoles, 29 de noviembre de 2017

Discurso pronunciado por el Gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello, en el Día del Ganadero

Mérida, Yucatán, 29 de noviembre de 2017.- Yo quiero, en primera instancia, agradecer a cada uno de los representantes de las diferentes organizaciones ganaderas que, hace un momento, tuvieron a bien entregarme un reconocimiento; de verdad, les agradezco mucho.

Muchas gracias a Juan Manuel Conde; muchas gracias, Luis Cepeda; al ingeniero Pedro López, muchas gracias; muchas gracias, Feliciano; muchas gracias a Franklin José Quiñones Ávila, muchas gracias, Franklin, así como a todas las organizaciones que se encuentran aquí presentes.

En realidad, yo les digo con mucha claridad porque, ante todo, somos amigos, que si algo he procurado estos años como Gobernador, simple y sencillamente es hacer mi trabajo, es cumplir mi trabajo, es cumplirles a ustedes, es cumplir con los compromisos que hemos hecho.

Y si algo me da satisfacción es que ese trabajo, esa modesta contribución, sumado al gran trabajo de todo el pueblo de Yucatán, hoy nos pueda hacer expresar que vamos avanzando, que vamos por buen rumbo, que vamos por camino correcto y que yo estoy seguro que ese es el gran destino de nuestro estado de Yucatán.

Muchas felicidades a todos por este Día del Ganadero y, de verdad, muchas gracias, muchas gracias por ese reconocimiento, que lo recibo con gran humildad pero, de igual manera, con mucha satisfacción por ustedes. Muchas gracias.

Muchas gracias a nuestros diputados federales; muchas gracias, diputado Felipe Cervera, Felipe, muchas gracias; Panchito Torres, muchas gracias; nuestros diputados federales, agradecerles que se acaba de aprobar el presupuesto federal y, como siempre, Yucatán ha recibido muy buenos recursos para que, en 2018, podamos seguir trabajando, seguir en esa ruta de trabajo, esfuerzo y desarrollo que vamos conjuntamente realizando.

Lo mismo a nuestros diputados locales que se encuentran aquí, diputadas, diputados; de manera particular, a Marco Vela, líder de la CNC, muchas gracias, Marco. Ahí estuvimos el otro día, acá en el Día del Cenecista, todos muy contentos.

Por supuesto, agradecer a Juan José Canul, secretario de Desarrollo Rural; muchas gracias, Juan José Abraham, presidente de la Feria Yucatán en Xmatkuil; a Limber Cámara Góngora, así como a cada uno de ustedes.

Y yo quiero, de manera muy particular, saludar al Licenciado Pablo Castro Alcocer, Pablo, delegado de la Sagarpa, pedirle que le transmita un saludo muy afectuoso a nuestro gran amigo, el secretario Pepe Calzada.

Que le digas, delegado, que estamos muy reconocidos y ahorita les voy a decir por qué: porque ha trabajado y le ha cumplido a Yucatán, siguiendo puntualmente las directrices de un gran amigo de Yucatán, como lo es el Presidente Enrique Peña Nieto.

Muchas gracias, Pablo; muchas gracias a todos los representantes de las diferentes organizaciones; Pedro Cabrera, muchísimas gracias, de la Fundación Produce, muchas gracias, Pedro; a todas y todos ustedes, amigas y amigos.

Miren ustedes, me da una enorme satisfacción haber estado aquí todos estos años, siempre acompañándoles en el Día del Ganadero. Hoy no deja de darme mucha satisfacción pero igual un poco de nostalgia, porque es la última vez que vengo como Gobernador, porque el próximo año ya no voy a ser Gobernador, pero siempre voy a ser su amigo de ustedes.

Y si me invitan igual vengo y me echo unos taquitos y comparto. Pero esta ocasión tiene un significado especial porque cuando uno empieza en el Gobierno pues el lógico que haya planes y se diga qué es lo que se va a hacer.

Pero cuando uno ya está concluyendo su Gobierno, lo más lógico es reflexionar sobre lo que se ha hecho. Y yo no trataría de estar aquí y hacer un repaso de todas y cada una de las acciones que se han hecho porque la verdad, con el apoyo del presidente de la República, con los alcaldes, nuestros diputados, de todos, ha sido mucho lo que se ha hecho.

Pero simple y sencillamente yo diría - y hace un momento lo estaba comentando con Luis – hoy podemos asegurar que se ha mejorado nuestro hato ganadero, que ha mejorado la genética, que ha mejorado el valor de producción, que ha mejorado substancialmente su capacidad de repoblamiento.

Y estos grandes enunciados, pues la verdad, suena fácil decirlo, pero sabemos que tiene mucha complejidad realizarlo y sólo fue posible realizarlo, y hoy lo subrayo, con la vocación de todos ustedes, porque la ganadería es una actividad que implica vocación, implica amor.

Y yo sé que muchos de ustedes son ganaderos por tradición y por vocación, porque son ganaderos por generaciones, porque sus padres y sus abuelos lo fueron, pero ha habido ocasiones difíciles, ha habido épocas buenas, épocas mejores, épocas difíciles y épocas muy difíciles, pero siempre ustedes allí están, siempre cuando allá dificultades allí están.

Y si algo hoy me da satisfacción es sentir que en el sector ganadero existe un ánimo renovado, existe un optimismo, existe una sensación de que las cosas están caminando bien y pueden y deben caminar mejor, y eso es algo que hemos construido todos y eso es algo donde cada quien ha puesto la parte que le corresponde.

Y por eso a mí me da una enrome satisfacción que podamos decir que unos de los grandes temas que necesitaba y que necesita nuestro estado, nuestro campo – y así lo dijimos - era precisamente la tecnificación.

Y hablamos en un inicio de tecnificar, de meter sistemas de riego, de tecnificar cuando menos 30 mil hectáreas en el sexenio. Hoy podremos decir que estaremos concluyendo nuestro sexenio con el gran apoyo del Presidente Enrique Peña, con alrededor de 50 mil hectáreas tecnificadas a lo largo y a lo ancho del estado.

Eso se dice fácil, se dice sencillo, pero implica el compromiso y el apoyo del Presidente de la República, la participación corresponsable del Estado, los municipios han apoyado y, por supuesto, también de los productores.

Porque como yo siempre digo, el Gobierno podría poner el programa a disposición pero, si no hay productores comprometidos que digan "yo hago mi proyecto, yo entro y en programas que implican la concurrencia yo doy mi aportación", pues simple y sencillamente no podríamos alcanzar estas metas, y eso se llama confianza en los productos, y es algo que yo les agradezco y les reconozco.

Ese es un compromiso específico que hicimos, modernizar y tecnificar al menos 30 mil hectáreas del campo con sistemas de riego, pero también hablamos de lago muy específico, de las maquinarias e implementos agrícolas necesarios para trabajar de mejor manera la tierra.

Yo preguntaba hace un momento, porque esta es una entrega que podríamos calificar de histórica que estamos haciendo de maquinarias y equipos. Yo preguntaba hace un momento, ¿bueno y qué representa para ustedes estos equipos?

Y la respuesta que me dieron fue muy sencilla: que en vez de que los trabajos que realizamos todos los días se hagan de manera manual, con todo lo que eso representa y el tiempo que llevan, se hagan ahora con maquinaria, con equipos y eso incrementa la productividad, la capacidad, y por supuesto que hace más eficiente y rentable la actividad.

Fíjense ustedes: hoy, la entrega que se está realizando y me da mucho emoción porque es el cumplimiento de un compromiso, el compromiso 46, que no únicamente hoy se cumple porque durante los cinco años se han entregado diferentes maquinarias y equipos pero esta significativamente es importante.

Se están entregando un total de 357 diferentes equipos y estamos hablando en conjunto de una inversión de más de 92 millones de pesos, 92 millones de pesos. Pero quiero subrayar y significar algo, de estos 92 millones de pesos, son 80 millones de pesos que está dando el Gobierno federal a través de la Sagarpa y 12 millones que está dando el Estado como aportación estatal.

Es la suma de esfuerzos y en esas cifras y cantidades se significa el cumplimiento de un compromiso hecho de manera expresa por el secretario Pepe Calzada y por eso nuestro agradecimiento y saludarlo, y agradecerle y por supuesto siguiendo las indicaciones del Presidente Enrique Peña.

Esto nos va a permitir que tractores como los que estamos viendo aquí y diferentes equipos como cosechadoras, empacadoras, molinos, rastrillo, sembradoras de precisión; en fin, múltiples equipos, son 357 en total, vayan a diferentes organizaciones que, como hemos escuchado, de manera organizada, van a permitir que los productores, fundamentalmente del sector social, tengan a disposición estos equipos para sus trabajos cotidianos.

Hace un rato se daban los datos, las cifras, pero lo que es importante subrayar es que serán cuatro diferentes puntos y espacios donde existirá un grupo de maquinarias que estarán a disposición de los productores rurales y eso es con cuatro organizaciones que ya se mencionaron aquí y que ya pasaron hace un momento.

Pero, aparte de eso, y eso me emociona más, el poder establecer una central de maquinarias que estará funcionando en beneficio de los productores, de nuestros productores, y que esa la estará administrando, precisamente, la Secretaría de Desarrollo Rural, y precisamente son las maquinas que estamos viendo acá.

Esta maquinaria grande, esta fertilizadora, estas dos grandes maquinarias que vemos a los lados, trilladoras, dos tractores como ese que vemos allá, al fondo, al que me subí hace un rato, cuando llegué. ¿De cuántos caballos es? De 250 caballos de fuerza, son dos como ese, y también dos equipos muy importantes que son recompersores de suelo que, para nuestro estado, por las características que tiene nuestro estado, nuestro suelo, es de gran importancia.

El otro día estaba yo en una actividad y una persona de fuera, que está haciendo inversión, que está trabajando la tierra decía: "yo hace muchos años oí que en Yucatán no se podría sembrar o producir porque la tierra es muy pedregosa".

Y dice "eso no es cierto, ahora existe la tecnología para trabajar, para reconvertir el suelo", y tenemos una gran riqueza en nuestro territorio, porque tenemos algo fundamental y ustedes lo saben, que es el agua, y bueno, lo que necesitábamos era tecnificarnos.

Son equipos de alta especialidad, de alta tecnología, aquí los estamos viendo, y les voy a decir algo que es lo que más me emociona mí y más satisfacción me da: no es primera vez que veo estos equipos aquí en Yucatán.

Con satisfacción podemos decir que hemos visitado diferentes unidades y hemos visto equipos de este tipo trabajando en los suelos de Yucatán, es cierto y eso es muy bueno, pero también es cierto que han sido en propiedades o en inversiones, fundamentalmente, particulares, privadas, de grandes inversionistas, que qué bueno, están apostándole al campo.

Hoy me emociona pensar que estas mismas máquinas, grandes equipos de alta tecnificación van a estar trabajando los suelos de los productores del sector social de nuestras campesinas, de nuestros campesinos, de nuestros productores ganaderos, porque esa es la visión de la justicia social.

Cuando nosotros decimos que el campo no sea nada más espacio de subsistencia sino que sea verdaderamente un espacio de oportunidad, donde se den las condiciones de rentabilidad, yo estoy muy consciente de que eso sólo puede ser cuando hay igualdad de condiciones.

¿Y cómo voy a producir igual? Si yo lo hago manual y existen otros equipos de última generación donde, por supuesto, están produciendo y cosechando más.

Esa es la visión que nosotros establecimos cuando hicimos este compromiso de que existan estas maquinarias, y por eso se los digo con gran emoción: me da una enorme satisfacción que el Presidente Enrique Peña nos esté cumpliendo a Yucatán.

Y por eso les dije las cifras, porque para mí sería muy fácil decir "aquí estamos entregando esto", pero no: 80 millones nos está dando el Presidente Peña y el Gobierno del Estado está dando 12. Y son el Presidente de la República y el Gobierno federal los que están dando la mayor parte y hay que reconocerlo, las cosas hay que reconocerlas.

Por eso les digo en esta que, pues repito, es la última ocasión que vendré a esta celebración y a la propia feria como Gobernador, aunque luego vendré como amigo de ustedes. Pero algo les quiero pedir, algo les quiero decir y lo comentábamos hace unos días con los compañeros de la CNC.

Algo les quiero decir: este camino, este rumbo, esta dinámica de desarrollo y de crecimiento, que nos da optimismo, que nos da ganas de trabajar, que nos da ganas de que las cosas sigan caminando bien, eso se llama un buen rumbo. Y es un buen rumbo el que tiene el estado de Yucatán.

Y no es un rumbo o un camino que haya construido yo como Gobernador, sería mentira decirlo; ni sólo mi Gobierno, no. Es un rumbo, es un camino y es una dinámica que hemos construido todos, cada quien haciendo la parte que le corresponde. Y ese rumbo, por supuesto, lo tenemos que mantener para que Yucatán siga siempre en los primeros lugares.

Qué orgullo, el otro día que se inauguró la feria, escuchar que Yucatán va ganando primeros lugares en diferentes competencias, exposiciones y muestras ganaderas; primeros lugares en diferentes estados, inclusive algunos que son líderes en la materia pero Yucatán en los primeros lugares. Ahí es donde siempre debe estar Yucatán, compañeros, en los primeros lugares y somos nosotros los responsables de que así sea.

Por eso les quiero decir: vamos por un buen rumbo, vamos por un buen camino, vamos con una buena dinámica y por eso les quiero pedir que sean ustedes, precisamente, quienes garanticen que en el futuro Yucatán mantenga el rumbo, mantenga el camino, y que nada ni nadie permita que nos apartemos de este camino de crecimiento, de bienestar, de justicia social, de bienestar para todos los yucatecos y todas las yucatecas.

¡Enhorabuena amigas y amigos, a seguir trabajando todos y muchas felicidades por este gran día del ganadero! ¡Muchas gracias!