Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Inicio de la campaña #NoEsElCosto en Yucatán, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Viernes, 24 de noviembre de 2017

Discurso pronunciado por el Gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello, al iniciar la campaña #NoEsElCosto en Yucatán, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Mérida, Yucatán, 24 de noviembre de 2017.- Muy buenos días tengan todas, todos ustedes, amigas y amigos. Me da muchísimo gusto saludar a la licenciada Miriam Keyla González Hilario de Arias, delegada del Instituto Nacional Demócrata para Asuntos Internacionales, muchísimas gracias.

A Alaine López Briceño, muchas gracias, Alaine, directora General del Instituto para la Igualdad de Mujeres y Hombres de nuestro estado; al maestro Aldo Muñoz Morales, subdirector de Participación Política del Inmujeres, muchas gracias, Aldo.

Me da mucho gusto saludar a la maestra en Derecho Celia Rivas Rodríguez, presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Honorable Congreso del Estado, muchas gracias; saludar, de igual manera, a las y los legisladores al Congreso del Estado que aquí se encuentran.

Muchas gracias a nuestras y nuestros diputados federales; Lucely Alpizar Carrillo, muchas gracias; muchas gracias, diputada Zacil Moguel Manzur; muchas gracias, diputado Liborio Vidal Aguilar; muchas gracias, diputado Felipe Cervera Hernández, muchísimas gracias.

Maestra María de Lourdes Rosas Moya, consejera Presidenta del Iepac, muchísimas gracias por su presencia, un gusto saludarle; al maestro Miguel Óscar Sabido Santana, secretario Ejecutivo y encargado de la Presidencia de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, muchísimas gracias.

Y saludarles de manera muy particular, distinguidas presidentas municipales aquí presentes, muchas gracias, funcionarias, amigas y amigos todos. Creo que esta dinámica, venturosamente, ha sido de alto impacto, el contenido pero también la forma, la forma de transmitir sentimientos, emociones pero, sobre todo, compromisos para toda la sociedad.

Y como todo mensaje, yo creo que debe de estar dirigido, fundamentalmente, a mover conciencias, a mover la conciencia de toda la sociedad hacia un propósito común y, en ese sentido, yo quisiera decirles testimonialmente que, al ver las imágenes, escuchar los mensajes, una idea me ha calado poderosamente.

Si hay algo que nos debe de mover a todos los yucatecos y todos los mexicanos es garantizar que toda nuestra población viva en condiciones de bienestar, y esa es una expresión amplia, es una expresión que todos sabemos que tiene muchos matices de complejidad, muchos retos.

Suena fácil decirlo, que todos vivan con bienestar, pero sabemos que es una tarea de generaciones y es una tarea de autoridades, de sociedad, donde todos tenemos una tarea por realizar y, si algo me queda claro, fundamentalmente con esta visión de trabajo conjunto de sociedad, hoy lo expreso con toda claridad.

Ese bienestar al que aspiramos todos para toda la sociedad sólo será una realidad construyéndolo en igualdad, sumando los esfuerzos, sumando el trabajo, los sueños, los anhelos, las aspiraciones de todas las mujeres y de todos los hombres como uno solo, con un solo sentimiento, con un solo corazón, con una sola emoción.

Y eso es, precisamente, es mensaje que nos debe de mover a todos, el compromiso conjunto de una visión plena, amplia e igualitariamente hablando. Y por eso, la mejor manera de conmemorar y de hacer visibles las campañas en forma de cualquier forma de violencia en contra de las mujeres o hacia las mujeres, es con acciones que sean proactivas.

Acciones como las emprendidas a través de la campaña #NoEsElCosto que hemos visto y de la cual estamos formando ya parte al estar aquí presentes. Una campaña mundial que Yucatán hace suya y que viene a sumar a los avances que a lo largo de los últimos años hemos emprendido para combatir un flagelo que afecta a toda la sociedad.

Avances como el Observatorio Político de la Mujer, creado en octubre del año pasado, a través de un esfuerzo institucional con el fin de impulsar la participación política de las mujeres en Yucatán. Además, esta campaña en México tiene un significado muy especial, porque estamos en la antesala de las elecciones políticas más importantes de los últimos años.

Unas elecciones en las que por primera vez la constitución y las leyes mandatan la paridad en las candidaturas a postular. Eso significa la participación de mil 708 mujeres compitiendo en diputaciones, senadurías, gubernaturas, presidencias municipales, la presidencia de la República.

Así, la campaña #NoEsElCosto, como sabemos, está dirigida precisamente a evitar y sancionar la violencia política que se ejerce contra las mujeres cuando en el pleno ejercicio de sus derechos deciden participar de manera activa en la vida democrática de nuestra nación.

La violencia política, como lo veíamos en la presentación en expresiones desafortunadas, la violencia política muchas veces subterrada, expresada en diferentes formas o comentarios, no por ser de antigua hechura puede dejar pasarse desapercibida ni menos puede ser festejada.

Y si la violencia de género contra las mujeres políticamente activas no es el costo, es porque decimos sí a su derecho de ejercer la igualdad de oportunidades. Es porque decimos sí y estamos convencidos de tomar medidas urgentes para frenar y todo tipo de violencia que vulnere cualquiera de todos los derechos fundamentales de las mujeres.

Por ello, la violencia laboral, la violencia económica, la violencia física, y la que hoy nos ocupa, la violencia política, deben ser denunciadas, pero fundamentalmente, eliminadas.

Tenemos que hacerlo porque cada una de nuestras niñas y mujeres de este país y del mundo lo merecen. Y tenemos que hacerlo también porque esa es una condición indispensable para la convivencia armónica, para el avance de la democracia y para que las sociedades en su conjunto puedan continuar con un rumbo muy claro en materia de respeto a los derechos humanos.

Por otra parte, como sabemos, Yucatán recibió recientemente una solicitud de Alerta contra la Violencia de Género hacia las Mujeres. Una solicitud que hemos atendido con sensibilidad, pero fundamentalmente con un alto compromiso, y en la que se trabaja responsablemente con constancia.

Y precisamente sobre ese tema, hace unos días se llevó a cabo el primer seguimiento de resultados, a mes y medio de haberse entregado el informe de la investigación de carácter administrativo, que llevó a cabo el grupo de trabajo conformado para ello.

Y los resultados de ese seguimiento, presentados ante la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, la Conavim, nos indican que vamos avanzando en un camino correcto para atender cada recomendación que nos sea hecha.

Esto significa que la Alerta contra la Violencia de Género hacia las Mujeres, solicitada para nuestro estado, la visualizamos como una oportunidad para seguir perfeccionando los instrumentos que nos permitan avanzar en la eliminación de una problemática mundial que, insisto, a todos nos afecta, a todos nos lastima.

Es por ello que estoy seguro que cada paso, que cada acción encaminada a poner un "hasta aquí" a la violencia contra las mujeres, abona a evitar momentos de dolor, momento de vergüenza para toda la sociedad. Abona para hacernos más partícipes y conscientes acerca del tema.

Así, la presentación de la campaña que hoy estamos haciendo y las actividades vinculadas a ella son un eslabón más en la larga cadena que todas y todos hemos de construir para prevenir, atender y sancionar la violencia política contra las mujeres.

Y se deben sumar plenamente a las acciones ya existentes en nuestro país, como lo es el Protocolo para Atender la Violencia Política contra las Mujeres, cuya edición 2017 fue presentada el día de ayer con el objetivo de orientar a las instituciones ante situaciones de violencia política contra las mujeres, así como facilitar la implementación de las obligaciones internacionales.

Un protocolo que requirió una amplia coordinación interinstitucional, formada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el INE, la Fepade, la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, Inmujeres y la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas.

Y aunque en este día nos dirigimos en particular a la violencia política, también hoy le decimos "no" a toda clase de violencia en contra de la mujer. Le decimos "no" a las conductas que reproduzcan la violencia. Esa es una tarea que tenemos todos, absolutamente todos, en la vida pública y en la vida particular.

Es una tarea permanente que nos obliga a permanecer alertas, a permanecer atentos, no solo hoy, sino absolutamente todos los días. Es más, propongo que hagamos de todos los días el Día contra la Violencia a las Mujeres.

Contribuyamos todas y todos al éxito de la campaña #NoEsElCosto, no sólo en nuestra próxima jornada electoral, sino hagámoslo siempre. Y ese, ese es un compromiso que tenemos como Gobierno, pero también lo tenemos como sociedad y en lo particular lo expreso como un compromiso personal.

Enhorabuena a todos por participar, por ser partícipes de este gran esfuerzo, y hagamos todos juntos esa realidad en el ideal que todos nos trazamos, alcanzar un bienestar pleno con la igualdad entre mujeres y hombres.

Muchas gracias. Muy buenos días.