Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Convención Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación

Jueves, 12 de octubre de 2017

Discurso pronunciad por el Gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello, en la 44 Convención Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación.

Mérida, Yucatán, 12 de octubre de 2017.- Muchísimas gracias, muy buenos días amigas y amigos. Sean estás, mis primeras palabras, para darles la más cordial bienvenida a esta que es su casa, el estado de Yucatán. La tierra del Mayab legendario, la tierra del faisán y el venado pero, ante todo, la tierra que hoy les recibe con los brazos abiertos y que se complace enormemente de ser el espacio que ha elegido Index para realizar esta importantísima cuadragésima cuarta Convención Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación.

Y con ello agradecemos mucho a Federico Serrano. Amigo, agradecerte todo el apoyo, ya que esto lo hemos venido trabajando desde hace algún tiempo y siempre, ante todo, con un gran afecto por Yucatán y con un gran compromiso con la industria maquiladora y manufacturera de exportación y es algo que te agradecemos mucho.

A todo el comité, a todos los representantes de los respectivos capítulos de Index en la república que se encuentran aquí presentes, muchísimas gracias y sean todos bienvenidos.

Quiero saludar de la misma manera al maestro Renato Sales Heredia, muchas gracias Comisionado Nacional de Seguridad y representante personal del licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, bienvenido.

Muchísimas gracias al licenciado José Rogelio Garza Garza, Subsecretario de Industria y Comercio, representante personal del licenciado Ildefonso Guajardo Villarreal, secretario de Economía del Gobierno de la República. Rogelio, transmítele un saludo muy afectuoso al señor secretario Ildefonso, dile que, como bien se expresaba, todos tenemos una gran confianza en el equipo mexicano que él encabeza en esta nueva ronda, y en sí en todo el proceso, de negociación del Tratado de Libre Comercio. Tenemos la plena seguridad que los resultados que reporte esta renegociación serán muy positivos para México, para la economía, para el bienestar de la gran nación mexicana.

Permítanme saludar al General de Brigada Diplomado de Estado Mayor Gustavo Nieto Navarro, comandante de la X Región; a la presidenta del Congreso del Estado, maestra Celia Rivas Rodríguez; estimado diputado Felipe Cervera Hernández, presidente de la Comisión Especial de la Industria Manufacturera y Maquiladora de la Cámara de Diputados.

Luis Felipe López Alonso, amigo muchas gracias, presidente de la Asociación de Maquiladoras de Exportación de Yucatán. Hace unos días celebrábamos precisamente los 30 años de esta importante asociación y recordábamos todo lo que le ha aportado a nuestra sociedad.

Permítanme saludar a todos quienes conforman este espléndido presídium que sin duda significa la gran convocatoria y, de igual manera, la enorme importancia de los asuntos que aquí serán hablados.

Quisiera compartir con ustedes que, desde el inicio de nuestra administración, una de las primeras líneas de acción fue reindustrializar a Yucatán, impulsar un gran proceso de reindustrialización de nuestro estado, porque la industria era uno de los sectores maduros más importantes de la economía.

Este proceso implicaba recuperar el desarrollo industrial que, por muchos años, había caracterizado a nuestra entidad; implicaba, también, recuperar el sentido de competitividad y generación de empleos que, 30 años atrás, había sido el punto de origen de la industria maquiladora en nuestro estado, una industria que nos permitió, sin duda, diversificar nuestra economía y dar un alcance nacional e internacional a nuestros productos.

Y fue en ese nuevo entorno en el que, precisamente en 1987, nació el capítulo Yucatán de Index, apenas unos años después de la organización nacional. En la década de los 80, había un contexto nuevo para nuestra nación y para nuestro estado, que implicaba abrirnos al mercado global.

La instalación de la industria maquiladora en el estado generó empleos y reactivó la producción industrial de Yucatán; por ello, para alcanzar la reindustrialización, era necesario impulsar procesos renovados, modernos y de alcance global como los que en ese momento trajo a nuestro estado la maquila.

Sabíamos que alcanzar esta meta requería de mucho trabajo coordinado, y un gran esfuerzo en los ámbitos público y privado, pero también sabíamos que contábamos con empresas decididas a aportar y, fundamentalmente, con el gran apoyo del Presidente Enrique Peña Nieto y de todo el Gobierno de la República.

Desde el día de su toma de protesta, el Presidente Peña Nieto aseguró que uno de sus compromisos era consolidar la infraestructura de la región sur-sureste mexicana, para incorporar a esta región a la economía global y, desde ese momento, podíamos corroborar que la visión de nuestro Gobierno de la República sería consolidar a México como un país competitivo en el mercado global.

Y el sector manufacturero debía ser el principal actor en esta nueva dinámica, porque la relación entre el desarrollo manufacturero y el de los productos mexicanos es muy clara, ya lo hemos escuchado con cifras verdaderamente relevantes para nuestra economía y para nuestras finanzas.

A nivel nacional, el sector manufacturero representa casi el 90 por ciento de las exportaciones y, en lo que va de 2017, las exportaciones han avanzado más del 10 por ciento respecto del año anterior, es decir, la correlación es muy evidente y el camino que Yucatán debía seguir también lo es.

Era el momento de transformar a Yucatán en la plataforma para los negocios y la industria del sureste mexicano, y la clave del éxito en el proceso de reindustrialización del estado se encontraba en crear o establecer las condiciones para atraer empresas productivas, empresas que generaran empleos de calidad para los trabajadores yucatecos y sus familias.

Para ello, teníamos que garantizar que las condiciones de competitividad necesarias existieran en Yucatán: seguridad, capital humano, infraestructura, certeza jurídica y confianza institucional. El Gobierno del Estado trabajó puntualmente junto a otros ámbitos de Gobierno, en garantizar que cada uno de estos elementos imperara en la entidad.

Podemos decirles con mucho entusiasmo que lo estamos logrando y, seguramente, este proceso de impulso económico tendrá una mayor dinamización, se dinamizará y, fundamentalmente, tendrá mayor aliento, un largo aliento, precisamente con la incorporación de una Zona Económica Especial aquí, en el puerto de Progreso, aquí, en el estado de Yucatán.

Una Zona Económica Especial que ha cubierto ya todos los requisitos legales, administrativos, técnicos, fiscales y que cuenta con la certeza de haber sido dictaminada ya por el comité interinstitucional e interdisciplinario establecido por la ley federal de la materia, y tenemos, inclusive, a empresas interesadas en su establecimiento.

Y subrayo este tema porque bien lo expresaba Federico en su intervención, bien expresaba las bondades de este modelo, lo que representa este modelo, las 10 Zonas Económicas, pero subrayando, particularmente, o la particularidad de la Zona Económica para el estado de Yucatán, porque también Rogelio hace una referencia muy importante.

Se refiere a una Zona Económica Especial de nicho, dirigida esencialmente a empresas para la manufactura o los servicios vinculados con el valor tecnológico, es decir, es una Zona cuyo contenido y cuyas actividades se enfocarán, precisamente, en esa nueva generación industrial que permite que nuestra economía, tanto en Yucatán como en la región como en todo México, mire hacia el futuro.

Siempre es importante, como lo expresaba Rogelio, caminar hacia donde está yendo el futuro y, sin duda, ahí nos está marcando las tendencias globales, las tendencias de un mercado global, de un mercado sin fronteras, como es el gran planeta en el que vivimos y, fundamentalmente, los bienes y servicios con valor tecnológico, y las condiciones para generar innovación, es lo que le da el adjetivo esencial a nuestra producción industrial.

Somos el estado –y es importante compartirlo con ustedes– con la mayor percepción de seguridad, y la mayor confianza en las instituciones de seguridad e impartición de justicia en el país, y contamos hoy en Yucatán con la generación más preparada de nuestra historia.

Hemos modernizado nuestra vía férrea, nuestro Puerto de Altura e incrementamos la conectividad de nuestro aeropuerto, y el conjunto de estas acciones nos ha dado importantes resultados que están a la vista de todos.

En lo que llevamos de 2017, nuestro sector manufacturero crece a un ritmo de 11.6 por ciento y, por tercer año consecutivo, nuestras manufacturas crecen a doble dígito; en total, la industria manufacturera ha crecido en Yucatán más del 45 por ciento de octubre de 2012 a la presente fecha.

Y junto con este incremento de las capacidades productivas de nuestra industria, Yucatán ha vivido un importante desarrollo en el alcance de su producción; así, entre enero y julio de 2017, se exportaron 230 mil toneladas a través del Puerto de Altura, un 27 por ciento más que en el mismo período de 2012.

Por todo este contexto, les reitero, es un verdadero orgullo para todo el pueblo de Yucatán recibirles, recibir a todos los participantes de esta Reunión Nacional. Es un auténtico orgullo recibir a una asociación nacional que, estoy convencido, seguirá impulsando a la economía mexicana, para que se mantenga fuerte en el mercado de América del Norte y en el mercado mundial, en todos los espacios.

Una asociación que, con su presencia en Yucatán, fortalece este sector tan importante para nuestra economía, y quisiera compartir a todos ustedes una afirmación que, fraternalmente, con esa amistad que compartimos, Federico me dijo en una reunión de trabajo el año pasado.

Ese día, me señaló que Yucatán era visto a nivel nacional como una punta de lanza, como un nicho de atracción de inversiones por los logros que habíamos conseguido en diversos rubros económicos y sociales; es una aseveración que reafirmó hace tres días, durante la celebración del trigésimo aniversario por el Capítulo Yucatán de Index.

Es una declaración que nos motiva pero que también nos compromete, Federico, nos compromete y se los digo a todas y todos ustedes, amigos funcionarios del Gobierno de la República, de nuestro Ayuntamiento, de todos los ámbitos.

Nos compromete como autoridades a continuar haciendo la parte que nos corresponde para garantizar que se generen las condiciones que permitan que los inversionistas, que la inversión, que las empresas, tengan certeza, tengan certidumbre y tengan confianza para invertir, y con ello, generar los empleos en cantidad y calidad que necesitan las familias en Yucatán y todo México, para vivir en condiciones de bienestar y, fundamentalmente, en armonía y en paz.

Les doy la más cordial y cálida bienvenida a esta que es su casa, la tierra del Mayab, a esta tierra donde el rumbo del desarrollo y del bienestar es un camino que estamos caminando y transitando todos juntos. Bienvenidos y muchas gracias.