Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Abanderamiento de la delegación que participará en la Convivencia Cultural Nacional de la Olimpiada del Conocimiento Infantil 2017

Jueves, 3 de agosto de 2017

Discurso del Gobernador Rolando Zapata Bello en el abanderamiento de la delegación que participará en la Convivencia Cultural Nacional de la Olimpiada del Conocimiento Infantil 2017

Mérida, Yucatán, 3 de agosto de 2017

Muy buenos días, amigas y amigos. Permítanme en primer lugar saludar al ingeniero Emilio Sansores Font, presidente del Consejo Peninsular de BBVA Bancomer, muchas gracias, por supuesto por este gran apoyo que brinda Bancomer para arropar, apoyar e impulsar a nuestra niñez estudiosa, y eso habla mucho del compromiso y la responsabilidad de esta gran institución. Muchísimas gracias, ingeniero.

Saludar de igual manera, al señor diputado Liborio Vidal Aguilar, muchas gracias; a las y los diputados locales aquí presentes, muchísimas gracias por todo el respaldo que nos brindan para el impulso educativo en el ámbito estatal y federal, porque sabemos que la educación siempre es una prioridad. Maestro Víctor Caballero Durán, secretario de Educación, muchas gracias; distinguido doctor Wilberth Chi Góngora, delegado de la Secretaría de Educación Pública en el estado.

Saludo con mucho afecto y reconocimiento a las y los presidentes municipales representantes de los respectivos ayuntamientos, porque es importante señalarlo, si bien la función educativa es responsabilidad del Estado en plena coordinación con la federación, nosotros vemos todos los días a los ayuntamientos preocupados y ocupados en contribuir, sumar y hacer acciones que permitan que la educación cumpla cabalmente con todos sus propósitos.

Saludo a todos quienes se encuentran aquí en el presídium, pero de manera muy particular, a cada una y a cada uno de los alumnos que dignamente estarán representando a Yucatán en esta Convivencia Nacional de la Olimpiada del Conocimiento Infantil 2017.

Saludo a las maestras, a los maestros que están acompañándolos, muchas gracias; a los directores de los respectivos planteles, yo sé que ustedes ven con un gran orgullo a sus alumnos aquí en este presídium y saber todo lo que representará esta experiencia en sus vidas, ver como se esforzaron, como se prepararon y que alcancen este gran logro en sus vidas, yo sé que hace que los papás, los maestros, los directores, todos los que hacen posible este logro se sientan muy orgullosos.

Así que yo les pido un aplauso muy fuerte para las maestras y los maestros, los papás, a todos ellos, muchas felicidades. Pero ahora, yo les quiero pedir un aplauso más fuerte para estas 25 niñas y niños de Yucatán, que quiero expresarlo, en primer lugar, con una gran emoción, porque yo creo que todos nos sentimos muy emocionados cuando escuchamos a Roger David, hace un momento, cuando habló con esa emoción, con esa convicción, pero también con esa ilusión que siempre debe existir en la niñez del futuro.

Y con la conciencia de que el futuro lo están construyendo ellos, su futuro lo están construyendo con base en la preparación, al esfuerzo, a la disciplina, pero también, con base en algo muy importante que es de señalar respecto a este grupo de niñas y niños que hoy tenemos frente a nosotros: ellos tienen un don, el don del talento, un don especial que les permite hoy, representar la excelencia de entre sus iguales.

Expresaba hace un momento: ellos participaron en un proceso que representa a más de 36 mil niñas y niños en todo el estado de sexto de primaria, y de los 36 mil se encuentran aquí presentes los 25 que mejor expresaron sus conocimientos, sus capacidades y eso es algo que verdaderamente nos debe motivar a todos nosotros a reconocer la gran importancia del proceso educativo en nuestra entidad y en nuestro país.

Ellos tienen un don, tienen un talento y representan a toda la niñez estudiosa de Yucatán, y vemos como ese talento se encuentra distribuido a todo lo largo y a todo lo ancho de nuestro estado. Vemos como de las diferentes regiones de nuestro estado hay una representación, porque el talento y la capacidad está en todo Yucatán, está en toda nuestra niñez.

Y escucharlos y verlos, de escuchar a Roger con ese entusiasmo, verlos, platicar con un niño estudiante, con una niña estudiante de la primaria en estos días nos debe mover a todos, a todos los que participamos de una u otra manera en el proceso educativo, maestros, padres de familia, autoridades educativas, instituciones, autoridades, a la sociedad en su conjunto nos debe mover a la reflexión lo que representan todos quienes hoy se encuentran en las aulas estudiando para el futuro de Yucatán y de México.

Les quiero compartir un dato nada más. Cuando estos niños, que hoy se encuentran en la primaria, lleguen a su vida productiva plena, es decir, cuando los niños que hoy se encuentran en la primaria tengan 25, 30 años, más o menos, el 65 por ciento de los empleos que hoy existen en el mundo, el tipo de empleos que hoy existen en el mundo ya no existirán, y no estoy hablando al número de empleos, estoy hablando del tipo de empleos.

Los procesos de automatización de las cosas, las tecnologías disruptivas, la vida digital, sustancialmente, las tecnologías de la información y comunicación, en fin, todos esos procesos están más que sustituyendo, adecuando la lógica del tipo de la actividad productiva de los seres humanos.

Y esto, hay que decirlo, más allá de que nosotros queramos o no, estemos de acuerdo o no, nos guste o no, es una dinámica que se está dando en la nación, en todo el mundo, mejor dicho; es una dinámica global y por eso me gusta mucho que Roger que use una frase de Steve Jobs, porque precisamente es un ejemplo muy claro de cómo se van dinamizando.

Y en esa reflexión lo que nosotros tenemos que hacer como sociedad es arropar a estas nuevas generaciones y dotarles de las herramientas y de los instrumentos que les van a permitir se exitosos en ese mundo que les tocará vivir, laboral y productivamente hablando.

Por eso es tan importante en esta ocasión hacer la reflexión de lo importante que es que en nuestro país se esté incorporando un nuevo modelo educativo, adecuado precisamente a ese futuro que ya vamos abordando a pasos agigantados.

Uno siempre debe dirigir sus pasos a donde está yendo el futuro, para no errar el camino. Por eso, hablar de una herramienta muy esencial, como una cultura digital, es esencial; hablar del dominio del inglés, que es el idioma universal de la economía, también es una herramienta esencial.

Hablar de una metodología que les permita a los alumnos, a los estudiantes aprender a aprender, no únicamente con una visión de memorización, sino de experiencias, de prácticas, de trabajo en equipo, de investigación, que no sólo les permita aprender conocimiento sino generar conocimiento, es hacia donde está yendo el futuro y allí es hacia donde está yendo México.

Y la vanguardia y el estandarte de este futuro son estas niñas y estos niños. Ellos en condición de excelencia, pero los casi 250 mil niños que estudian en las primarias de todo Yucatán representan hoy nuestra principal fortaleza; la fortaleza de que nuestro estado el día de mañana será mejor el día de hoy y que tendrá un rostro económico vigoroso, dinámico, acorde a las tendencias mundiales, competitivo.

Y por eso precisamente yo quiero hacer un reconocimiento a todas las maestras, a todos los maestros porque en este nuevo modelo educativo están ellos en un constante proceso de preparación, de capacitación, de actualización, de evaluación, precisamente para moldear el mayor de nuestros capitales, que es el capital humano; la mayor de nuestras fortalezas, que son nuestros niños, que son nuestros jóvenes, que son los que nos van a hacer prevalecer como sociedad ya en muy corto tiempo.

Por eso, de verdad les digo, me emociona mucho estar aquí, saludar de mano a estas 25 niñas y niños y que, repito, representan la excelencia en el talento y en la capacidad de la niñez yucateca, pero representa también a miles y miles de niñas y niños que a lo largo y a lo ancho de Yucatán están estudiando, se están esforzando, para construirse un futuro mejor y lo están haciendo con el apoyo de sus papás, de sus familiares, de sus maestros y de toda una sociedad que los abraza, que los arropa y que los impulsa porque, repito, son lo mejor de Yucatán.

Enhorabuena, muchas felicidades y disfruten de esta convivencia porque se lo merecen.