Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Visita a la unidad productiva

Sábado, 8 de julio de 2017

Discurso pronunciado por el Gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello, en su visita a la unidad productiva "Cooperativa Santa María"

Kinchil, Yucatán, 8 de julio de 2017.- Don Carlos, muchas gracias; presidente, muchas gracias; a todas las compañeras y compañeros de la unidad, me da mucho gusto que en esta unidad hay muchas mujeres, porque eso demuestra el trabajo, el esfuerzo de las mujeres que trabajan y le echan muchas ganas todos los días. Muchas gracias, diputados Felipe Cervera, Jesús Quintal, muchas gracias; a todos los funcionarios, Enrique Castillo, Mauricio Sahuí, muchas gracias; Pablo Castro, delegado de la Sagarpa, muchas gracias.

Aquí está don Carlos Bojórquez, seguro está muy contento ahora que los compañeros nos estaban comentando que cinco hectáreas sembraron acá de maíz, con la semilla mejorada que se dio, y eso es muy bueno, porque ese es un proyecto que visualizó hace tiempo. Ahorita, hay que ver que se traduzca, ir creciendo, ¿verdad?

Agradecerles a todos aquí su anfitrionía, que nos den la oportunidad de venir; no hay nada más agradable para nosotros que venir y respirar este ambiente de trabajo. Hoy lo dijo mi amigo, el presidente municipal, Irving, a quien desde hace muchos años nos conocemos, hemos trabajado mucho, hemos venido por acá por las unidades, y yo lo felicito mucho porque él tiene una claridad de que es necesario impulsar las actividades del campo, sobre todo en esta región que es tan productiva.

Y escuchándoles, de verdad, a mí lo que me motiva más es cómo juntos podemos pensar en el futuro, cómo ser cada día mejor, cómo ser cada día más productivo. Estaba yo oyendo, ahora que venía, y me comentaba la compañera de cómo se tiene un gran producto como lo es el égano, pero que hay ocasiones en las que se puede vender bien, pero que hay ocasiones en que no hay buen precio, ¿verdad? Esos picos en el precio, a veces para arriba, a veces para abajo.

Entonces, eso nos motiva a pensar de lo importante que es y esa es la tarea aquí, Memo, Juan José Canul –se llama Juan José pero todos lo conocemos como Memo– y por acá más, ¿verdad? En lo importante de organizarnos, de visualizar el futuro con la organización social, con la organización de los pequeños productores, y ahorita, yo les voy a decir por qué, por qué es importante que lo visualicemos así.

Estamos impulsando la producción, estamos apoyando a la producción, tenemos esta unidad que vemos que produce bien, que trabaja bien, que saca buen producto, pero que el tema lo tiene, digamos, en la comercialización, se necesita mayor equilibrio en el nivel de compra, mayor equilibrio, y allí la clave está, como bien lo decía don Carlos hace un rato, que lo platicaban anoche, ¿verdad? En el tema de cómo poder aplicarle un valor agregado a su producto, un valor agregado que significa, ya sea procesarlo y convertirlo en aceite, ya sea procesarlo y venderlo, inclusive como condimento.

Y yo les voy a decir algo, ustedes pueden ver eso, a lo mejor hoy, como algo muy lejano, pero en realidad no lo es. Es un tema de organización, primero, organización con diferentes unidades como ésta, para que se alcance un volumen de producción que es lo que se necesita para entrar en esos esquemas, para que se alcance un volumen de producción, que es lo que se necesita para entrar a estos esquemas, y perfectamente se puede hacer así.

Pero además, hay algo que yo les quiero decir de por qué podemos ver ese futuro como algo cierto, les voy a dar un ejemplo nada más: hace unos días, se anunció que se va a establecer aquí en Yucatán, aquí en nuestro estado, se va a establecer un Centro de Distribución logística de Walmart, no sé si lo vieron ustedes, salió en las noticias y todo.

Muchos piensan –como yo al principio, se los quiero decir– que bueno, pues es una bodega; no, en realidad, es un Centro de Distribución donde llegan los productos para distribuirlos a diferentes, llamémoslo así, súpers; muchos conocemos y sabemos lo que es una tienda Walmart, está grandota, es del tamaño, tal vez, como de un campo de fútbol o más grande, techado; bueno, imagínense que desde aquí, de Yucatán, se va a abastecer a 100 de esas de Yucatán, de Campeche, de Quintana Roo, hasta de Centroamérica.

Bueno, ustedes podrían decir "bueno, a nosotros, ¿de qué nos sirve?". Bueno, tener aquí, en Yucatán, ese Centro de Distribución logística facilita a las cadenas de proveedores, porque acerca el producto. No es lo mismo que te digan "si tú quieres venderlo, tienes que llevar tu producto, no sé, tal vez a Puebla o a Veracruz, donde te lo reciben en la tienda" a que digas "lo puedes entregar aquí, por Kanasín", que es por el rumbo donde va a estar.

Eso, a los proveedores de Yucatán les da una ventaja, porque imagínense ustedes el volumen de producto que ellos van a comprar, es infinito. Entonces, el futuro, compañeras y compañeros, el futuro es organizar a los pequeños productores para adquirir, para lograr mayores volúmenes de producción entre todos y esa producción, poderla meter valor agregado, ya sea, como bien decía Carlos hace un momento, convertirlo en aceite, convertirlo en especias, convertirlo en condimento y, entonces sí, venderlo al precio que corresponda.

Ese es el futuro y esa es la tarea que tenemos, hay mucha tarea por hacer, y yo les voy a decir algo, yo les agradezco mucho el comentario, sé que hay una buena dosis de fraternidad, porque nos conocemos de hace tiempo, ¿verdad? A fin de cuentas, nuestro Gobierno concluye el 30 de septiembre de 2018, pero les voy a decir algo: los hombres, las mujeres, las personas, de una u otra manera, pasamos pero las instituciones se quedan, y yo sé que Yucatán es un pueblo muy sabio y que va a saber tener esa sabiduría para mantener el rumbo, porque el rumbo ya lo tenemos.

Ahorita, yo les estoy compartiendo cuál es una visión que es importante tener en el campo de Yucatán hoy, porque tenemos esas oportunidades; ahora, con esas oportunidades que se están dando, con la posibilidad de poder venderle a toda la Riviera Maya, imagínense lo que consumen más de 13 millones de turistas que llegan, todo eso está ahí. Ya hemos dado en estos años pasos muy importantes para llegar a ese destino; es verdad, de aquí al 30 de septiembre, a lo mejor no vamos a tener toda la tarea concluida, pero yo estoy seguro que todo el pueblo de Yucatán va a tener la sabiduría para garantizar que se mantenga el rumbo.

Y de esa manera, vamos a ver cómo, el día de mañana, diferentes unidades productivas como ésta están debidamente organizadas para producir, por ejemplo, égano; hacerlo con un paquete tecnológico, debidamente asesorados con extensionistas para garantizar que sea un producto con iguales condiciones, con calidad; bien organizados, tal vez asociados, para garantizar que se le pueda poner un valor agregado, y vender todo lo que el mercado local, regional, nacional internacional pueda consumir.

A eso estamos llamados, ese es el futuro, ahí está y lo único que tenemos que hacer es organizarnos, mantener el rumbo, el camino y que cada quien haga la parte que le corresponda: ustedes, seguir trabajando; nosotros, como autoridades, el ayuntamiento, el Gobierno del Estado, el Presidente Enrique Peña que nos está ayudando mucho, nos manda apoyos aquí con la Sagarpa, todos sumados.

Y miren, escúchenme bien porque ustedes me conocen, hace como 20 años, ustedes me conocen y escúchenme, eso que hoy puede parecer muy lejano, de decir "bueno, vamos a hacer esto, vamos a meter maquinaria", ahorita ya no lo es, porque las condiciones que le dan factibilidad a proyectos de ese tipo ya se están dando, ya vamos a tener a un gran comprador, aquí está establecido cerca, y todo eso va generando condiciones.

Lo que tenemos que hacer es seguir trabajando. El Gobierno, nunca dejar de estar junto a ustedes, con todo el apoyo que se tenga que brindar con la organización, que es importante, porque eso es algo que tenemos que tenerlo muy pendiente, el tema es alcanzar los volúmenes que demanda un mercado de ese tipo, y a lo mejor no tendremos que hacerlo nada más aquí, en la unidad.

Aquí el presidente, el que ayuda, los otros presidentes municipales, a encontrar unidades que puedan sembrar el mismo producto y alcanzar el volumen de demanda de un mercado de este tipo. En fin, lo importante es que podamos ver el futuro con optimismo con los pies bien puestos sobre la tierra, no con ilusiones, no con fantasías, sino con un futuro que estamos construyendo todos los días y que, les repito, no debemos desviarnos del rumbo. Pues muchas gracias, compañeros; muchas felicidades y a seguir chambeando muy fuerte.