Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Entrega de apoyos a productores de la Unión de Empresas Lecheras de Yucatán

Viernes, 17 de marzo de 2017

Discurso pronunciado por el Gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello, al entregar apoyos a productores de la Unión de Empresas Lecheras de Yucatán

Tzucacab, Yucatán, 17 de marzo de 2017.- Muchas gracias, compañeras, compañeros, me da muchísimo gusto que estemos aquí esta mañana, saludando al presidente municipal, muchas gracias, Danny; al diputado don Felipe Cervera, muchas gracias, Felipe; Marco, Marco Vela, diputado local; saludando al delegado de la Sagarpa, don Pablo, ¿dónde se quedó Pablo? Muchas gracias.

A Memo Canul, a Chucho, Feliciano, por supuesto; Luis, Pedro, a todos quienes nos encontramos aquí; de manera particular, a don Tomás, muchísimas gracias, vamos a darle un aplauso muy fuerte, ¿verdad? Por su anfitrionía, por permitirnos estar aquí.

Les decía hace un momento que me da mucho gusto que estemos aquí reunidos porque, en primer lugar, no es la primera vez que nos reunimos, nos hemos reunido en diferentes ocasiones, como bien lo decía Danny hace un momento, y siempre con motivos de trabajar, de cumplir compromisos; el secretario Juan José Canul hace un momento expresaba un compromiso muy concreto que hicimos.

Y eso a mí me hace recordar cuando estábamos en el camino a la gubernatura, y nos reuníamos con los productores y les preguntábamos "¿qué es lo que ustedes esperan de su gobierno?", para que ustedes mismos nos digan qué es lo que se necesita y lo que se tiene que hacer para producir más, para producir mejor, pero fundamentalmente para vender mejor, para comercializar mejor sus productos, ¿recuerdan?

Y a mí me emociona mucho estar aquí porque, en esta zona, particularmente en esta zona y aquí en Catmís, aquí en Tzucacab, hay algo que es una gran vocación por la actividad lechera, no de ahora, de hace muchos años; yo les puedo decir, yo recuerdo, a lo mejor alguno de ustedes lo recordará, en el año de 1991, por allá, 1992, yo era el jefe Jurídico de la Secretaría de Desarrollo Rural, don Raúl Monforte era el secretario, Feliciano se acuerda y todo.

Yo recuerdo perfectamente que un Volkswagen de la Secretaría venía aquí, platicábamos y trabajábamos en lo que era nuestra labor, y eso me hace recordar que hay una gran vocación, una gran vocación por la actividad ganadera, por la actividad lechera aquí, en esta región, y también en la región oriente de nuestro estado.

Yo reviso números, porque los números nos marcan nuestras realidades y yo veo, por ejemplo, que cuando concluía la administración de don Víctor Cervera, por allá de 2001, en Yucatán estábamos produciendo más de 10 millones de litros de leche al año, no tengo el dato actualizado pero eran más de 10 millones, 12 millones.

Esa es una realidad y otra realidad es que, cuando inició nuestra administración en 2012, estábamos produciendo en Yucatán menos de tres millones de litros y nos encontrábamos en el lugar 32 de los 32 estados de la República. Los números marcan realidades.

Yo digo, con esa gran vocación que existe, lo que merecen nuestros productores es que el Gobierno los apoye, porque no tiene caso repasar qué es lo que había sucedido, pero a mí me queda claro que las condiciones o las circunstancias que se necesitan para que se dé una adecuada producción, no se estaban dando y teníamos que generar esos cambios, esas transformaciones.

Y por eso, se habló con toda claridad de las acciones necesarias en materia de repoblamiento del hato ganadero, de mejoramiento genético. Por eso me da gusto, hace algunos meses estuvimos aquí con el programa, con el gran apoyo de la Sagarpa, ¿verdad?

Sólo en esta zona, 300 vaquillas gestantes con embrión sexado hembra, mejorado genéticamente, precisamente enfocado específicamente a la lechería; estamos hablando de esta zona del sur, porque en el oriente fueron 350, 650 que nos marca una prospectiva para ir creciendo.

Pero también hablamos de que era necesario el equipamiento, la infraestructura, para poder establecer elementos básicos como una cadena en frío, que vaya desde la unidad productiva hasta el ciclo donde se vaya a comercializar finalmente el producto para que alcance un buen precio.

Son cuestiones que pueden considerarse como básicos o elementales pero, si no se tienen, simple y sencillamente no se dan las condiciones para una buena comercialización, se castiga el precio y se desalienta al productor; si no le deja, pues es lógico que no vaya haciéndose esa circunstancia de buena comercialización.

Y yo lo dije la última vez que estuvimos aquí, cuando estábamos en la entrega de las vaquillas, lo dije: lo que yo admiro y reconozco es que, a pesar de condiciones muy complicadas, las unidades productivas de esta región mantenían la actividad en condiciones difíciles, en condiciones complicadas, con una vocación, porque muchas veces es una actividad que realizaban sus padres, que realizaron sus abuelos y ahí están.

Y esa vocación, yo les quiero decir que es nuestra gran fortaleza, porque haya tiempos buenos, haya tiempos malos, siempre van a estar ahí, en la actividad; nosotros, hoy decimos que estamos haciendo todo nuestro esfuerzo para que sean tiempos buenos, para que sean tiempos de crecimiento, para que sean tiempos para ir avanzando.

Y por eso me da una gran satisfacción que hoy podamos estar sumando esfuerzos con un punto de partida que, se los digo con toda claridad y de manera muy directa, estos apoyos se dan porque nos envía el apoyo un gran amigo de Yucatán, que es Enrique Peña Nieto, el Presidente de la República, porque aquí, en este programa, no hay un componente estatal, son 15 millones de pesos federales.

Este es un programa que hemos hablado con el Presidente de la República y con el secretario, que desde la primera gira que hizo el secretario Calzada, justamente en un evento ahí, en la Secretaría de Desarrollo Rural, nos decía "hay que impulsar la lechería" y yo le decía "sí hay que impulsarla, pero necesitamos apoyos", "bueno, vamos a trabajar", y aquí hay resultados muy concretos.

Pero otro elemento, que no es menor y que lo decía Danny hace un momento, y que yo lo recuerdo cuando estábamos en la ruta de la gubernatura, los productores me lo decían: "Rolando, no queremos que no regalen las cosas, que se nos apoye como gobierno y nosotros ponemos de nuestra parte, nosotros sumamos nuestro esfuerzo para que las cosas salgan bien".

Y como ustedes ven, en este programa hay 15 millones de pesos que se ponen de recursos públicos, pero también hay siete millones de pesos que están poniendo los propios productores con sus aportaciones, y como dijo Dany, "yo sé que para poner esa aportación, hacen un gran sacrificio"; a lo mejor hasta sacrifican otras cosas, pero hacen su aportación y eso es lo más valioso, con la esperanza y con la seguridad de que mañana va a ser mejor.

Porque esa ordeñadora que se está teniendo, ese tanque frío que ya tengo, porque esos equipos que van a permitir que ampliemos nuestras praderas, o que inclusive incursionemos o fortalezcamos la siembra de grano forrajero, para fortalecer esas condiciones que, a fin de cuentas, al hacer un balance de cuánto me costó la producción y cuánto obtuve de la comercialización, obtenga un balance favorable y positivo, porque para eso son las actividades productivas: para invertir, para trabajar y generar un ingreso.

Entonces, ese equipamiento que aquí se está dando, yo sé que va a permitir, junto con las otras estrategias, va a permitir un crecimiento en la actividad productiva. El crecimiento de la producción no se puede dar por decreto, no podemos ordenar y decir "que crezca la producción lechera", no; la producción tiene que crecer bajo una lógica del propio mercado, bajo las condiciones para producir y para comercializar.

Me da muchísimo gusto, platicaba con don Tomás hace un momento, bueno, hoy nos decía cómo ahorita ya multiplicó su producción, pero me dice: "desde hace ya poco, dos años, ya estoy produciendo queso y lo comercializo, y sé que aquí también hay varias unidades que producen queso, que lo hacen de manera artesanal", que también estamos viendo proyectos para que puedan ir fortaleciendo esa visión micro agroindustrial, que permita comercializarlo en la zona, en la región, ir creciendo, ir a otras partes.

Entonces, con esas condiciones de cadena de frío, de aplicación de valor agregado para convertir la leche a queso o a otros productos, esas condiciones son las que van propiciando que se necesite una mayor producción y entonces el estado, con los apoyos del repoblamiento y del equipamiento, vaya apoyando a los productores a producir más.

Pero les repito, el elemento más importante y es el que les reconozco a ustedes, es la vocación, porque para que estés en una actividad de este tipo, yo siempre lo he dicho, te tiene que gustar, te tiene que apasionar, como sé que les apasiona a todos ustedes, y echarle muchas ganas.

Y por eso, hoy yo sólo vengo a decirles que me da mucha satisfacción que los compromisos que hemos hecho, juntos los vayamos cumpliendo. Yo no digo "el Gobierno del Estado lo está haciendo"; juntos: el Ayuntamiento le está echando muchas ganas, el Gobierno de la República, el Presidente Peña nos está mandando los apoyos, el Gobierno del Estado hace su parte, las organizaciones de los ganaderos haciendo su parte, los productores en lo individual.

Y algo que se dijo acá es muy importante, yo lo subrayo, aquí estamos hablando de 35 productores, pero en realidad estamos hablando de unidades y sabemos que en cada unidad hay familias trabajando, hay trabajadores a los que se les incorpora para trabajar, o sea, estamos hablando de muchas familias que se ven beneficiadas de manera directa o indirecta con todos estos apoyos que se van dando.

Y la verdad, yo los felicito y también, aun cuando estamos en el quinto año de nuestro Gobierno, yo les puedo decir que no visualizamos nuestro Gobierno como un Gobierno que esté concluyendo; visualizamos muestro Gobierno como un Gobierno que se encuentra en la etapa más importante, que es la de las realizaciones, que es la de los resultados, la de los compromisos que se han ido cumpliendo con acciones.

Ahora deben darse los resultados, y esos resultados deben ser de una manera muy clara y muy concreta: un incremento de la producción lechera de nuestro estado, mejores condiciones para la comercialización, fortalecimiento y ampliación de las unidades productivas dedicadas a esta actividad, y yo creo que, con esas condiciones, estamos en el camino correcto, estamos en la ruta. Los propios números y los indicadores así nos lo marcan.

Y por todo eso, amigas y amigos, yo les puedo decir que la actividad en el campo, la actividad ganadera y, particularmente, la actividad lechera en nuestro estado, va por el camino correcto con la voluntad, con la vocación y con ese gran amor a la actividad productiva que tienen todos ustedes. Muchas felicidades y a seguirle echando muchas ganas. Gracias.