Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Cuarto Informe de Actividades de la Feyac

Martes, 7 de marzo de 2017

Discurso pronunciado por el Gobernador, Rolando Zapata Bello, en el cuarto Informe de Actividades de la Feyac.

Mérida, Yucatán, 7 de marzo de 2017.- Muy buenos días tengan todas y todos ustedes, me da muchísimo gusto estar aquí presente y que me permitan acompañarlos en esta que sin duda es una gran ocasión, como toda ocasión que reúne la voluntad, el compromiso, el esfuerzo, por llevar bienestar fundamentalmente a las personas, a las familias, a las zonas de nuestro estado que más lo necesitan. Y eso es precisamente lo que ha venido haciendo la Fundación del Empresariado Yucateco durante estos sus primeros años de vida.

Yo quiero, en primer lugar saludar a la licenciada Beatriz Gómory Correa, presidenta de la Fundación. Muchas felicidades Beatriz, sé que lo harás muy bien por esa sensibilidad que caracteriza a todas las mujeres yucatecas y mexicanas, a todas las mujeres, y por ese gran compromiso que tienes con la comunidad. Muchas felicidades a su consejo de administración, al Consejo Directivo, mejor dicho, 2017 – 2019 y como lo dije en la toma de compromiso, les deseamos el mayor de los éxitos.

Saludar también al licenciado, Guillermo Mendicuti Loría, Guillermo reiterarte ese reconocimiento por ese trabajo que se ha realizado, ese reconocimiento que es público pero fundamentalmente que es un reconocimiento que responde a ese gran esfuerzo y a esa voluntad que durante todo este tiempo has tenido. En ambos caos a Beatriz y a Guillermo permítame saludar a sus respectivas familias porque sabemos que es gracias a su apoyo y su impulso es que pueden tener una fuerza para encabezar una tarea de este tipo y de esta dimensión.

Saludar al doctor Humberto Muñoz Grandé, representante de la Secretaría de Gobernación del Gobierno de la República, doctor un saludo al señ secretario Osorio Chong. Saludar al licenciado Mauricio Vila Dosal, presidente municipal de Mérida, muchas gracias presidente municipal; a los funcionarios de los tres niveles de Gobierno que se encuentran aquí presentes, a los representantes de las cámaras empresariales que se encuentran aquí presentes, de manera particular al licenciado Gustavo Cisneros, flamante presidente del Consejo Coordinador Empresarial que hace uno días asumió la representación, muchas gracias y a todos los representantes de las cámaras empresariales, a Juan Manuel Ponce que de igual manera ya en funciones pero que en unos días más ya estará tomando compromiso en la Canacintra y a los integrantes del Consejo y a todos los que se encuentran aquí presentes.

Yo quiero decirles de manera testimonial, que agradezco y reconozco mucho el ejemplo que, con las acciones y resultados, la Fundación del Empresariado Yucateco que todos los días nos muestra un camino a seguir a todos los yucatecos. Y lo digo así con toda claridad porque para toda autoridad es indispensable contar con el respaldo, con la confianza, con la confianza mutua que debe existir entre sociedad y autoridades.

Y esa confianza sólo se puede dar cuando se cumplen los compromisos. Esa confianza solo se puede dar cuando cada quien hace la parte que le corresponde. Y hago esta expresión en primer lugar porque lo que mueve a esta Fundación es precisamente la participación del empresariado yucateco; ese empresariado que con su voluntad, con su compromiso con Yucatán, con su trabajo, con su esfuerzo, haciendo la parte que le corresponde vaya, está haciendo posible que en los últimos años Yucatán este teniendo un crecimiento de alrededor del cuatro por ciento del Producto Interno Bruto, que Yucatán se encuentre en primer lugar en crecimiento de la industria manufacturera, primer lugar nacional, ni más ni menos; cuarto lugar nacional en el crecimiento de los estados en el sector secundario; 54 mil empleos generados en estos cuatro años ¿y eso es mucho o es poco? Es más de los 52 mil empleos que se habían generado en los 11 años previos al año 2012.

Y todo eso, quiero decirlo de manera testimonial, como lo digo en cada ocasión que hago referencia a estos datos; por mucho no son resultados únicamente de los trabajos y esfuerzos de un Gobierno, por mucho es resultado del esfuerzo de cada uno de los factores de la producción, sólo se puede crecer en la economía y sólo se pueden generar empleos cuando existe inversión y la inversión la generan los empresarios.

Los grandes empresarios, los medios empresarios, los micro empresarios, los empresarios familiares; todo ese gran universo de empresarios que son los que apuestan, que son los que arriesgan, que son los que creen en Yucatán. Son precisamente los que están generando esta dinámica y esta dimensión de crecimiento que hoy es una realidad en Yucatán y que hoy es motivo de orgullo para todos nosotros.

Bien dice el diccionario que el significado de "empresa" diccionario, es una acción o tarea que entraña dificultad y cuya ejecución requiere decisión y esfuerzo. Esa es la gran visión que mueve al empresariado, de manera muy particular al empresariado en Yucatán y eso es lo que nos está permitiendo hoy, tener una dinámica de crecimiento económico que genere empleos y que lleve bienestar a miles y miles de familias que lo necesitan.

Pero así como existe la dimensión del crecimiento económico, existe una dimensión, de acaso, mayor importancia y es una dimensión que se refiere a los niveles de pobreza o a la necesidad que existe en vastos sectores de nuestra sociedad y en nuestra población, y allí por supuesto que hemos realizado esfuerzo y trabajos que han dado resultados para atender las necesidades de la gente.

Miren ustedes, para mí es muy importante siempre, y lo escuché precisamente en un diálogo allí en una cámara empresarial, que sólo lo que se mide se puede evaluar, y solo lo que se mide y se evalúa se puede mejorar o perfeccionar. Hemos trabajado muy fuerte juntos para poder combatir y disminuir los niveles y carencias que con indicadores miden o dimensionan la pobreza, y una de las carencias que yo creo, es la que lastima y más duele, que es la carencia alimentaria; en esa carencia, de acuerdo a la última medición del Coneval, Yucatán fue el primer lugar en avanzar en la disminución y en el abatimiento de esa carencia. Y en las demás carencias que dimensionan la pobreza, de igual manera tuvimos avances sustantivos, en educación, en salud, en apoyo a la vivienda.

En vivienda fundamentalmente, el año pasado fue un año singular, porque en apoyos a las viviendas se realizaron con el apoyo del Gobierno de la República, del Gobierno del Estado y de los ayuntamientos, se realizaron en Yucatán acciones de vivienda con una cantidad de 65 mil.

¿Eso es mucho o es poco? Es la misma cantidad que en esas acciones de vivienda se realizaron en un solo año, lo que se había realizado en 12 años anteriores. Eso es lo que juntos estamos haciendo en Yucatán.

Pero aquí no se trata únicamente de ver qué es lo que se ha hecho, sino fundamentalmente qué es lo que nos falta por hacer, y qué tenemos que hacer para seguir avanzando. Yo pondría en primer lugar mantener esta ruta, este camino, porque esta ruta y este camino en una relación entre autoridades y empresariado, se han significado y se han caracterizado por la confianza, se han definido por el principio de la buena fe, de la buena voluntad.

Y yo les diría que ése es el camino correcto, y lo digo con enorme orgullo, con orgullo de yucateco, porque la Fundación del Empresariado Yucateco es ejemplo singular a nivel nacional por lo que ha hecho, porque a las personas y a las instituciones, sus dichos los identifican, pero sus hechos y sus acciones son los que verdaderamente los significan.

Y tenemos aquí poco más de cuatro años de realizaciones y acciones que han llevado bienestar a muchas familias de Yucatán y que han sido producto, no sólo del esfuerzo, sino también del compromiso de la Fundación del Empresariado Yucateco.

Y quiero dar un testimonio, yo tenía siete día de haber rendido protesta como Gobernador, que fue el 1 de octubre de 2012, y siete días después nos reunimos una tarde en la 59 con 64, con Guillermo y todos aquí, para hablar sobre lo que se había visualizado de la Fundación y que por determinados motivos necesitaba la acción del Gobierno para consolidar y para tomar un cauce efectivo.

Y ahí estuvimos, cumpliendo el primer compromiso de nuestro Gobierno, haciendo efectivo el contenido de un convenio previo, y garantizando que año con año, mi Gobierno estaría suscribiendo un convenio de apoyo directo y efectivo a la Fundación como lo hemos hecho cada año, y como lo hemos hecho puntualmente hasta que concluya nuestra administración.

Y ahí entendí y dimensioné esta gran visión y prospectiva de la Fundación. La Fundación es el brazo social del empresariado yucateco. Tenemos en Yucatán un gran empresariado y por eso tenemos una gran Fundación del Empresariado Yucateco.

Y por eso durante estos cuatro años y medio, hemos podido ser testigos de realizaciones. Y zaquí hay algo que también quiero resaltar porque no es menor, y resalto, la visión de profesionalismo y de sistematización que la Fundación le infunde, le aplica, a todo ese gran sentimiento de voluntad, de disposición, de participación, de las propias organizaciones de la sociedad civil, de los propios empresarios, porque en Yucatán, como en todo México existe un gran sentido de solidaridad, un gran espíritu de altruismo, de participación, de apoyo a quien lo necesite, pero muchas veces las organizaciones de la sociedad civil no tienen los elementos o las directrices específicas para poder hacer más eficiente su trabajo.

Y yo diría, que independientemente de todas esas 12 líneas de acción muy puntuales que han permitido transformar y apoyar a miles de personas, niños, jóvenes, en nuestro estado, un gran acierto ha sido que esta fundación se constituya en un gran facilitador o catalizador que oriente, que profesionalice, que sistematice todo ese gran caudal de buenas intenciones y de disposición que existen en las organizaciones de la sociedad civil, para que puedan tener los elementos necesarios para acceder a recursos nacionales, internacionales, a fondos, a fundaciones, que ahí están y que muchas veces uno dice, bueno, y por qué no vamos por ellos.

Transitar de una buena intención, a una realización efectiva implica un camino por recorrer y qué mejor que recorrerlo acompañado de alguien que tiene toda esa capacidad, todo ese conocimiento y esa disposición como es el caso de la Fundación.

Más de 385 organizaciones de la sociedad civil de Yucatán han recibido ese impulso por la fundación y hoy se encuentran ahí, dispersando beneficios, dispersando bienestar, dispersando apoyo y dispersando amor por todo lo largo y ancho de nuestro estado, llevando a diferentes espacios de nuestro estado todo ese gran trabajo, toda esa gran disposición, pero fundamentalmente, transformando una buena intención en una realización.

Yo finalizaría diciéndoles que me da un enorme gusto, una enorme satisfacción como Gobernador, pero fundamentalmente como yucateco, el poder constatar como una muy buena idea que se tuvo hace algunos años, hoy es una gran realidad.

Y una realidad que mira hacia el futuro con optimismo, porque yo estoy seguro que bajo la dirección de Beatriz, va a seguir avanzando, creciendo; ahorita que veníamos lo platicábamos, existe ya una base muy sólida, pero estoy seguro que va a ir creciendo y creciendo, canalizando y definitivamente, permitirá que esta Fundación del Empresariado Yucateco sea un motivo más para que nos sintamos muy orgullosos de ser yucatecos, para que nos sintamos muy orgullosos de nuestra tierra y para que siga a través de su actuar profesional, sistemático, pero también comprometido, con una visión de valores y de espíritu, llevando a cabo su actuar, llevando bienestar y dispersando generosamente en todo nuestro estado, una visión que debemos compartir todos los seres humanos, y que es precisamente amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Muchas gracias, muchas felicidades a la Feyac y a seguirle echando muchas ganas.